Menu Big Bang! News
Comunidad

La emotiva carta de un joven a Pampita

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El conflicto entre Pampita Ardohain con Benjamín Vicuña y la China Suaréz causo revuelo esta semana en todos los medios. 

Un joven desde su cuenta de facebook Pipa Pardo, escribió una carta de amor a la modelo. Auto denominado como el fan número uno de Pampita. Brindandole su apoyo con humor y ternura.

Querida Pampita:
Soy tu fan número 1 desde que tengo 15 años. Ahora tengo 27 y las cosas no cambiaron. Me llamo Silvio, pero podés decirme Pipa. No soy un tipo conocido en lo absoluto, pero soy buen tipo. No puedo soportar más las cosas que te está haciendo el pedazo de mamerto de Vicuña. No se merece tus lágrimas. Sos mucha mujer, mucho pan para ese salame.
No me siento preparado para una relación seria aún, hasta hace poco me mantenían mis viejos y recién me largo solo. Me daría vergüenza que no me de el cuero a mitad de relación. Pero por vos me animo a probar. Quiero darte todo lo que te merecés como mujer y ser humano que sos. Tengo poco para dar, pero todo lo poco que tengo te lo quiero dar a vos. Quiero abrazarte y decirte que va a estar todo bien. Romperme el orto trabajando para comprarte un pijama de seda de esos divinos que seguramente usas. Aunque eso signifique comer lo que pueda en el resto del mes. O no comer y morir, no me importa. Matarme mirando temporadas enteras de Masterchef para poder cocinarte altísimos platos gourmets y una vez por mes llevarte a Rodizio (Bancame que me acomode y capaz te pueda llevar más seguido). No me gustan los programas de chimentos, pero si a vos te gustan soy capaz hasta de hacerme best-friend-ever de Rial. Imaginate, Caro, siendo convocados al Bailando, vos con tu nuevo novio desconocido y Narigón, poco ergonómico para una TAP model como vos. Ahí, discutiendo con Moria y Polino a morir, tratando de afanar algún puntito más porque bailo para el carajo y de otra forma no sumo. Me haría un twitter (porque no tengo) y subiremos fotos paseando un Domingo a la tarde por lugares bien cajetilla. 
Hagamos dieta, Pampi. hagamos dieta juntos, aunque eso signifique el fin de mi existencia porque soy muy flaco, ya que vos sos una modelo de referencia y tenés que estar diva always de time.

Vayamos a ver la vidriera de las Oreiro, esquivemos periodistas en el rosedal montados en nuestros rollers. Branchiemoslá zarpado después de dormir porque la noche anterior dejamos todo en una pista de baile. Hablame de la vida, enseñame de la vida. Andemos a caballo por la llanura pampeana, pasemos una noche lluviosa en un establo y acariciemos vacas en el campo. Cebame mate Carolina, Cebame mate amargo de esos que seguramente hacés.

No soy famoso, no tengo mucha guita, pero creo en la sinceridad de la gente y considero que mi cafe con leche batido es excelente. Yo estoy dispuesto a dar todo de mí, sin esperar que vos des todo de vos. Dejame hacerte un desayuno para convencerte. Espero que esta carta te llegue, y si no te llega, de todos modos siempre te tendré en mi corazón y soñaré un futuro juntos. Espero que ningún hombre te vuelva a hacer mal.

P.D.: Sos una mujer sin igual, por eso guardas un lugar especial dentro de mi corazón.