Menu Big Bang! News
Comunidad

Las emociones impactan tu peso

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Comencemos por aceptar que las emociones cuando no son reconocidas en su justa dimensión pueden desencadenar una serie de manifestaciones en nuestro cuerpo, incluyendo sobrepeso, es decir, nuestras emociones actúan sobre nuestro peso. Se puede determinar que cuando estás ante ciertas situaciones emocionales como: rupturas, nuevos desafíos o responsabilidades, encuentros y eventos importantes, relaciones perturbadoras, circunstancias inquietantes, tu peso se puede ver modificado bien en incremento o disminución.

Es frecuente escuchar sobre los diferentes esfuerzos y regímenes que se ponen en practica para bajar de peso, muchas veces se logra, no obstante luego de tanto intento nos encontramos que los kilos rebajados regresan siendo cada vez mas difícil perderlos nuevamente.  Las emociones pueden modificar nuestro comportamiento alimentario: bien sea en cantidad (vamos a comer más o menos), o bien en calidad (la elección de los alimentos puede variar por los sentimientos). Destaquemos que las emociones actúan directamente sobre nuestro peso independientemente del comportamiento alimentario, e independientemente de la elección de los alimentos y del ejercicio físico, favoreciendo o, por el contrario, obstaculizando el almacenamiento de grasa.

Las consecuencias emocionales en el sobre peso no son suficientemente consideradas ni estudiadas. El comportamiento emocional no difiere entre hombres, mujeres, adultos o niños y no tomar esto en cuenta puede derivar en grandes frustraciones. En una cultura donde se hace tanto énfasis en la apariencia y a la delgadez  alimenta la infravaloración en el individuo. Las personas con sobrepeso, y, con más razón, las obesas, no son indiferente a la vista de los demás, la presión que dichas personas sufren constituye una innegable carga emocional con la que tienen que lidiar.  Ahora bien, no son las emociones las que engordan, no son ellas las que te hacen engordar, no pueden hacerlo. Es usted quien sube de peso por no concientizar y manifestar lo que ellas tratan de señalar sobre lo que acontece a nivel interno. Recordemos de forma significativa que en la medida en que reprimimos expresar las emociones, su vibración y su carga permanecerán en nuestro interior ejerciendo una pésima presión sobre el metabolismo.

Hay ciertas emociones que se relacionan directamente con el sobrepeso como son: la necesidad de seguridad, de ser protegido, el sentirse amenazado por algo, reaccionar por las cosas que acontecen,  la ira, el resentimiento y el enojo no expresado. Cada persona debe descubrir cuál es la emoción que se esconde en su cuerpo y que produce el funcionamiento anormal. Una vez descubierto, liberar esa emoción y cambiar la configuración de nuestro mundo emocional con el fin de romper patrones nocivos, ser más felices y libres. En este proceso apoyarse con un terapeuta es una excelente decisión ya que en este acompañamiento se puede llegar de una forma mas directa donde radica el problema.

Es importante hacer una depuración de las emociones: deshacerse de las creencias y pensamientos dañinos que incide en la baja autoestima  y sensación de no control y manejo de las cosas que nos ocurren. Recuperar la confianza y seguridad en si mismo, evitar la auto crítica, limpiar culpas, desequilibrios emocionales y mensajes que distorsionan la auto imagen y la alimentación para sanar internamente el problema.  Recuerda no tienes porque pasar este proceso en solitario, cuando estamos sumergidos en una emoción es posible no reconocerla, pide apoyo.

Si deseas saber mas sobre el tema dale clip al link https://gumroad.com/l/hpyIJ,  encontrarás información de apoyo:La forma mas sencilla de reconocer esas emociones que te producen sobrepeso. Identifica esas emociones que impactan tu peso …Y que esos kilos no regresen!!!