Menu Big Bang! News
Comunidad

Cómo aprender boxeo para bajar de peso y moldear el cuerpo

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Los movimientos clásicos de boxeo no son más que una estratégica combinación de posiciones entre brazos y piernas; en definitiva, un estupendo trabajo aeróbico. Una sesión de boxeo frente a un espejo es mucho más que una actividad divertida y dinámica, es un ejercicio ideal para bajar de peso y modelar la silueta. Treinta minutos de puñetazos al aire consumen unas 300 calorías; nada mal para alguien que desea eliminar rápidamente los kilitos de más. Asimismo la libertad de movimientos sumada a ciertas precauciones generales permite entrenar una importante cantidad de músculos de manera intensa y efectiva.

Cómo preparar una rutina

Para comenzar a sudar la camiseta nada mejor que conseguir un buen espejo y retarlo a una pelea de boxeo. Es fundamental utilizar ropa cómoda y no demasiado apretada (el algodón es lo ideal), un buen par de zapatillas que amortigüen los movimientos de piernas, unas medias suaves para los roces del pie en el calzado, y unas muñequeras para absorber la transpiración de los puños. Con todo el equipo puesto realizar un breve calentamiento muscular dando un paseo de 2 minutos en una bicicleta estática o caminando alrededor del lugar. Como recurso extra, nada mejor que escuchar música con ritmo y vigor. Ya estamos preparados para dar nuestro primer golpe, es decir para quemar las primeras calorías; suena la campana y empieza la pelea.

Comenzar a saltar de un lado para otro alternando la posición de las piernas, a la vez que se tiran golpes en dirección al espejo (como si se tratara del contrincante), estirar y contraer los brazos, primero el derecho y luego el izquierdo, puños cerrados, respiración profunda, balanceo de cabeza, inclinaciones de tronco y finalmente pedir tiempo. Luego de diez minutos de movimiento constante, descansar un rato y retomar el ejercicio. Diez minutos más y finaliza la pelea; cansados, exhaustos pero victoriosos... hemos dado nuestro primer gran golpe a la grasa acumulada en nuestro cuerpo. Continuar así tres veces por semana hasta transformarnos en los campeones de la buena forma física.

 

Un ejercicio de boxeo muy completo

El “golpe directo de derecha” es quizá uno de los movimientos que más beneficia al cuerpo, ya que involucra a todos los músculos del cuerpo. Parados, con las piernas separadas y ligeramente flexionadas, la izquierda por delante de la derecha, los brazos flexionados con los puños a la altura del pecho y el torso levemente inclinado hacia delante con la espalda erguida y la cabeza mirando al frente. Girar el torso hacia la derecha al tiempo que se lleva el brazo derecho hacia atrás para tomar impulso mientras se conserva el derecho en su lugar. Luego, dar un pequeño paso con la pierna derecha hacia delante mientras se estira con fuerza el brazo derecho hacia delante y arriba, a la vez que se gira el tronco hacia la izquierda. En definitiva, debe darse un golpe directo con fuerza y rapidez. También se puede balancear la cintura de un lado a otro, o realizar pequeños saltos con ambas piernas. Repetir varias veces e intentar cambiar la posición, entrenando así el brazo izquierdo.

box-infografia.jpg