Menu Big Bang! News
Comunidad

Mujeres exitosas pero...

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

No es extraño  observar  a muchas mujeres ejerciendo  altos cargos y liderando grandes proyectos y negocios. Con absoluta capacidad asumen distintos desafíos, están allí dispuestas a hacer acto de presencia ante circunstancias apremiantes. Con agendas laborales absorbentes, viajes, reuniones y compromisos, intentando cumplir con sus otras facetas: madres, esposas, hijas, lidiando con cumpleaños, colegios, tareas, comidas, etc. Roles a desempeñar que resultan ser para el universo masculino de mayor ventaja.

Pero analicemos que para algunas mujeres, el éxito profesional puede ser sinónimo de abocarse y desbocarse hacia una sola dirección. Evasión, vacíos, conflictos, heridas no confrontadas y responsabilidades no asumidas, vienen a ser sustituidas por excesivos logros a nivel laboral pero con grandes carencias en otras áreas. Con el agravante que en ocasiones, establecen una competencia con el sexo contrario que lleva a transformarlas en un tiburón mas del océano, convirtiéndolas en esa misma imagen que tanto cuestionaban.

Nos enfrentamos a una cultura del éxito que nos indica o se enfoca en acumular dinero, posesiones materiales y prestigio. Una expresión celebre de Anne Sweeney  presidenta de Disney viene a nuestro caso: "Define el éxito en tus propios términos, consíguelo por tus propias reglas y construye una vida de la que estés orgullosa" agregaría, no necesitas que el éxito se lleve tu alegría y la de las personas de tu entorno,  podemos equilibrarlo.

La indescriptible sensación de sentirnos plenas con los distintos logros personales, viene acompañada cuando ésta es llevada a cabo sin daños a terceros como menciona la canción de Ricardo Arjona. Esta es la verdadera satisfacción que proporciona estar en vibración con tus verdaderas prioridades y responsabilidades. Claro que es gratificante el reconocimiento pero lo es también sentirte a gusto con tu éxito.

Si le damos mayor valor a ciertos aspectos de nuestra vida e ignoramos la forma en que afectamos los otros, estaremos creando heridas que nos pasaran facturas. Que tu éxito no se convierta en motivo para llenar vacíos que van dejando situaciones no resueltas, haz que éstas te inspiren porque haz decidido asumirlas por el crecimiento y los cambios que brindan porque no estamos exentas de ellas y tengamos cuidado con lo que vamos dejando en el camino.

Que tu éxito venga dado por como estas siendo a cada paso de tu existencia y no por lo que estas haciendo, porque como seas, darás, entregarás e inspirarás a otros.