Menu Big Bang! News
Comunidad

Ni magia ni cambio

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Bastaron los primeros 19 minutos pasados de las 18 horas para que en el bunker de CAMBIEMOS se difunda la certeza no oficial de una doble vuelta.

Probablemente -el todavía- sector opositor vea este resultado de manera positiva, en tanto los mantiene en carrera luego de varios intentos fallidos. Sin embargo, hay otra lectura posible: el oficialismo no fue derrotado.

Recuerdan la frase que devino popular a mediados de los ´90: “Yo no lo voté”? Me atrevería a decir que 20 años después sucedió algo similar.

Es que hay algo que quedó claro. Como sea que termine el escrutinio hoy, hay evidencia que demuestra que los argentinos no salieron a pedir masivamente un cambio incluso luego de una campaña electoral en la que hemos visto de todo: marchas, operaciones políticas, carpetazos y denuncias mediáticas.

Entonces, se podría afirmar que el humor social no se ha reflejado en el voto?

Temor, incertidumbre, falta de expectativas, (in)experiencia, odio, asco, convicción, castigo. Muchos son los factores que seguramente influyeron para que ningún candidato dé el gran batacazo. Pero de seguro, hay dos conclusiones que en lo personal me parecen válidas. En primer lugar, hoy nadie se puede arrogar la vocería absoluta del pueblo argentino. Y segundo, desde hoy tenemos dos nuevos referentes políticos avalados nacionalmente para representar a un gran sector del electorado.

Ahora resta esperar para ver como concluye el juego la democracia, a la que independientemente del conteo final, todos debemos respetar, cuidar y valorar considerando lo costosa fue su recuperación.

 

@cecibaliani

@indexbaires