Menu Big Bang! News
Comunidad

"Parasitus" del mundo deportivo

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Del latín parasitus (aunque con origen más remoto en un vocablo griego que significa “comensal”), un parásito es un organismo que vive a costa de otra especie. El parásito, que puede ser animal o vegetal, se alimenta del otro organismo, debilitándolo aunque, por lo general, sin llegar a matarlo.

Les voy a pedir que hagan memoria. Alrededor de séptimo grado, cuando entrabas en la materia de las relaciones simbiótica entre especies. Por suerte yo me enamoré de mi profesora de biología así que algo de bola le di. El caso es, durante esa semana lo que más me atrajo la atención fue la discusión del nexo parasitario entre dos especies. Como una se alimenta libremente de la otra, causándole daños morales, físicos y hasta deportivos. El parásito es ese piojo intruso en la cabellera de tu hijo que te convierte a vos como enemigo público en la próxima reunión de padres y a él como el niño más odiado desde King Joffrey (referencia GOT). Habrás apelado para que no te lo suspendan por la semana, viajaste personalmente hasta el colegio de tu pibe, recriminando que pelarlo ya era suficiente humillación y dolor. Está bien, podrá atender las clases, jugar los partidos de fútbol de esa copa intercolegial que tanto anhela, pero no será lo mismo. 

A todo esto los piojos seguirán fluyendo libremente por las cabelleras, chupando esa sangre y manchando esos niños por siempre. Porque aunque el Dié piense lo contrario, la pelota sí se mancha.

Desafortunadamente no se aplica sólo al fútbol, perdón por dejar de lado la metáfora por un rato pero hay que ser claro con esto. El parásito de esta sociedad jode a todos. Jode al estudiante universitario que quiere simplemente cursar, educarse para luego ganarse la vida de una manera honorable. (Volviendo a la metáfora) El estudiante es ese individuo que quiere ser una adición positiva a su especie y las otras que viven en comunidad dentro de su población. Una relación de respeto y beneficio mutuo. 

Ahora la pregunta es. ¿Por qué no nos pelamos todos, y dejamos de alimentar a estos bichos? ¿Será que por mi romance platónico con mi profesora caí en la distracción y me perdí algo en todo esto? Porque si bien entiendo, si estos bichos siguen existiendo, es que algún beneficio le estarían brindando a alguien. Biología para pensar.