Menu Big Bang! News
Comunidad

"Por no saber defender"

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Vangioni volvió a hablar y se refirió a la polémica que se generó por sus patadas. "Tuve la mala suerte que en una pisada del verano se lesionó un colega y quedé muy en la mira de todos. A veces se llega a destiempo pero nunca con mala fe", aseguró.

Después de los superclasicos de verano se habló mucho de Leonel Vangioni. Es que en el primero lesionó a Cristian Pavón y eso rememoró lo que había pasado con Juan Manuel Martínez en el cruce de semi de Copa Sudamericana. En el segundo también le entró duro a Sebastián Palacios. Eso hizo que quedara en la mira. En el compromiso ante San Lorenzo por la Recopa vio la amarilla por una entrada sobre Tito Villalva. De todas maneras, el defensor se defendió y aseguró que esas situaciones se dieron por "no tener tanta marca".

¿Qué dijo el lateral al respecto? "Preferí el silencio. Hay que dejar de darle trscendencia porque por ahí termina siendo uno muy observado, quizás demasiado. Es como se vive el fútbol hoy", comenzó su descargo en Líbero (TyC Sports) y agregó: "Después de todo lo que pasó y todo lo que dijeron... Tuve la mala suerte que en una pisada del verano se lesionó un colega y quedé muy en la mira de todos. Ahora donde por ahí uno hace un foul, la gente por ahí grita para hacer confundir al árbitro. Sabía que iba a pasar. Sí es la realidad y lo tengo que aceptar que juego así, hay que tener la personalidad suficiente para bancar lo que se podía venir. Hay que saber que me equivoqué en su momento, que tambien es mi forna de jugar: por ahí uno juega al límite. Tal vez es por por no saber defender tanto y querer ir a anticipar en todas las pelotas. De los errores se aprende".

El ex Newell's describió su forma de jugar y minimizó las jugadas que hicieron que se lo apunte por juego brusco. "Tengo incorporado en mi juego de hace muchos años de ir al piso. Otros técnicos me han dicho que use como última opción ese recurso. Pero es un segundo, no lo pensás. Al no tener tanta marca uno quiere anticipar y, a veces llega, a destiempo. Pero nunca jugando con mala fe ni nada por el estilo. Es más algo que tengo que aprender que mala leche. Eso de que me griten o que presionen al árbitro por una patada sabía que iba a venir y es algo que me tengo que aguantar", expresó.

En cuanto a la jugada con Villalva, del Cuervo, dijo que para él no hubo falta. "No me había tirado en todo el partido ni había hecho un foul. Fue el único foul de todo el partido. Creí que no era falta. En vez de tirarme a barrer podía haber aguantado, pero es un segundo que pasa. Si ves, por ahí en el mismo partido hay otras patadas peor, como fue ante San Lorenzo, que yo creo que no fue ni falta, y no pasa nada. Pero como pasó lo del verano ahora estoy muy apuntado. Pasó y se que va a seguir pasando", deslizó para terminar con esa cuestión.

Para cerrar, se refirió al clásico perdido 5-0 ante Boca. "Dolió el partido, el resultado. Nunca es lindo perder un clásico. En lo personal no escucho nada de las críticas. Es normal que nos haya dolido porque es algo que no esperábamos. En el entorno hablábamos, que no es excusa, que nos preparábamos para la competencia real, que iba a ser esta final. Obviamente no queríamos perder. Fue un cachetazo que nos dolió. Nos sirvió para ver que no podemos bajar el ritmo. No fue que nos relajamos, fue un mal partido", concluyó Vangioni.