Menu Big Bang! News
Comunidad

¿Sufrir es opcional?

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Interesante pregunta que en lo personal, por lo experimentado en distintos acontecimientos de mi vida respondo afirmativamente a esta interrogante. Hay materias de vida que en mi opinión deberían incorporarse desde preescolar con la finalidad de obtener herramientas en el abordaje a los embates que ésta presenta, siendo absolutamente necesario. Sufrir es opcional e incorporar este concepto como tarea permanente, nos aliviaría y evitaría enormemente grandes traumas e inconvenientes. Menciona Don Miguel Ruiz autor de “Los Cuatros Acuerdos” que hemos sido domesticados desde temprana edad para ajustarnos a un comportamiento establecido por la sociedad y la cultura a la que pertenecemos, simplemente para encajar en ella. A esto agregaremos lo que señalan distintos estudios, las edades más importantes en el ser humano oscilan entre los 0 a 7 años, donde el aprendizaje fija y orienta muchas de nuestras conductas como respuestas en nuestra vida adulta.

Y ustedes cuestionarán: ¿cómo no sufrir por los distintos acontecimientos dolorosos que nos presenta la vida? Comencemos por establecer diferencias. La vida nos hará experimentar sucesos que consideramos y que efectivamente son dolorosos; ahora bien, lo que cada uno elija hacer con esos sucesos y la permanencia en ese estado de sufrimiento es lo que da origen a estas lineas. Vivimos en un mundo de grandes complejidades que nos presenta situaciones que derivan en profundas cicatrices, pero al apoderarse del ser humano un sufrimiento prolongado a consecuencia de ello, puede significar mucho peor que el acontecimiento en si, ya que se estará obstaculizando la transformación que subyace en la lección. Esta prolongación nos estanca, frena, se vuelve tan cercano y familiar que experimentamos renuencia para dejarlo partir, nos volvemos victimas del sufrimiento. Construimos historia en torno a él, solo nos queda eso y dejarlo implica fragilidad, nos debilita y nos coloca a espalda de las oportunidades que la vida nos brinda, interfiriendo en nuestros estados de felicidad y de nuevos comienzos. Naturalmente nos referimos a un sufrimiento que se ha hecho parte de nuestra vida.

Muchas veces nos castigamos y castigamos a nuestro entorno culpabilizando sobre lo acontecido. Lo más espinoso de ciertas situaciones es encontrar la responsabilidad individual que puede haber en ello. No obstante, es un tema que debe abordarse de forma personalizada, profundamente y en función al hecho en sí, preferiblemente con apoyo especializado. Sentir que no se tiene salidas ante lo que acontece agrieta, seca y generalmente afecta la salud. Comprendamos que el sufrimiento conlleva propósitos aunque nos cueste asimilarlo, más llega el momento que permanecer en él se hace innecesario.

Lo que convierte al sufrimiento en algo opcional es la actitud que se asume frente a él, permitir o no la manipulación que encierra e ignorar las fortalezas que tenemos para sobreponernos y darle luz a lo acontecido. No estamos invalidando su existencia y las heridas ocasionadas en todas sus consideraciones, en lo absoluto; pero, reencontrarse con lo mejor de cada quien luego de vivir una experiencia desagradable implica reconocimiento, elección y mucho trabajo en sí mismo. Son experiencias que debemos asumir, posiblemente difíciles,  pero las respuestas están y podemos darle sentido a nuestra vida a partir de allí e incluso inspirar a otros con nuestro cambio y superación. Considerar el sufrimiento como opcional nos proporciona ventajas, visión de vida distinta, y una estructura interna siempre presta a acudir a nuestro auxilio.

Redes sociales

anacristinagarcia.com

Twitter/instagram/skype: accristina7