Menu Big Bang! News
Deportes Mundial de Clubes

A pesar de no estar confirmado, Messi entrenó con normalidad para el partido con River

Con un cólico renal que lo marginó de la semifinal del Mundial de Clubes, la expectativa estaba en la presencia o no de Lionel Messi en el entrenamiento del Barcelona previo al partido de mañana con River, pero la duda se despejó rápido: la Pulga entrenó con total normalidad y podría jugar mañana, al igual que Neymar. Buenas noticias para el fútbol; no tan buenas para el Millonario.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La expectativa estaba centrada en una sola cosa: la presencia o no de Lionel Messi en el entrenamiento del Barcelona en el Nissan Stadium de Yokohama de cara al partido de mañana contra River, que comenzará a las 7.30 por la final del Mundial de Clubes. Y Leo, a pesar de que aún no está del todo recuperado del cólico que lo marginó de la semifinal contra el Guangzhou chino, se movió con total normalidad.

Messi y Neymar entrenaron con normalidad de cara al partido de mañana. 

Aunque -según los informes médicos- el astro no expulsó el cálculo renal que lo tiene a maltraer, estaría en la última fase de su recorrido por las vías urinarias, una situación en la que el dolor va remitiendo. Como fisiológicamente el cólico no afecta en su caso al ejercicio físico, el cuerpo médico del Barcelona le dio luz verde para entrenar y jugar. A pesar de las dudas por su lesión, Neymar también podría jugar.

Una de las anécdotas que circularon en estos días de Messi en Japón la contó su amigo y compañero Javier Mascherano, que ante la página web del club catalán recordó cuando en su anterior visita a Oriente viajaron en subte con el mejor jugador del mundo y nadie los reconoció. "La anécdota más graciosa en Japón fue tomarnos con Leo Messi y otros compañeros el metro, de Yokohama a Tokio, lleno de gente, hora pico, disfrazados y nadie reconoció que eramos jugadores del Barcelona".

El mundo del fútbol está paralizado por el partido de mañana entre el campeón de la Champions y el campéon de la Copa Libertadores, que es lo mismo que decir entre River y Barcelona. Algunos hacen hincapié en las sensaciones de Mascherano, que enfrentará al club que lo formó, donde debutó en Primera y se consolidó como jugador, club al que él mismo define como “su casa”. Otros, con una pizca de morbo, enfatizan que River se negó a pagarle el tratamiento médico hormonal a Messi, y que por ese motivo el astro emigró junto su familia a Cataluña para calzarse la camiseta blaugrana. 

 

Esperando a Papa Noel con mi familia���� !!! Con mis superhéroes �� @antoroccuzzo88

Una foto publicada por Leo Messi (@leomessi) el

En una entrevista con la revista Gente, Leo reconoció que su mayor inspiración fue Diego Armando Maradona. “Jamás seguí a nadie en especial, aunque cuando comencé a tener uso de razón Diego (Maradona) volvía a la actividad grande en nuestro país. Fue durante 1993. De España llegó a Newell’s y se sumó al Seleccionado argentino que clasificó para Estados Unidos 1994... Si alguien me inspiró, sin dudas fue él”.

Ante una multitud argentina en Japón, lo que motivó la admiración de propios y de extraños (hasta del DT Luis Enrique), mañana, Lionel Messi tendrá la chance de seguir haciendo historia grande, cuando enfrente nada menos que a River en el Mundial de Clubes.