Menu Big Bang! News
Deportes COPA AMÉRICA

Argentina candidato natural. Chile, por juego

Los dos equipos son a priori candidatos y favoritos para quedarse con la Copa. Chile ha sido el más regular de la fase inicial, con buen juego y ganando el Grupo A. Argentina clasificó primero, jugando bien, pero de a ratos, y no convence desde el rendimiento. ¿Chile es mejor que la Argentina? ¿Serán los finalistas? 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Chile y Argentina han sido los equipos que han logrado afianzar la chapa de candidato que tenían en la previa de la Copa. Ambos han llegado a la segunda fase con caminos y rendimientos dispares.

Argentina no convence a nadie. El mundo del fútbol la ha puesto como favorita para ganar la Copa América, con el antecedente de haber terminado como subcampeón del mundo en Brasil 2014. Sumando a eso cuenta con la presencia de Carlos Tévez, el jugador del pueblo, y la calidad y talento de Lionel Messi, Sergio Agüero y Ángel Di María.

Argentina deberá mejorar para eventualmente ganarle a Chile.

El gran ganador de la primera fase fue Chile, el seleccionado local que dirige el argentino Jorge Sampaoli, tanto por rendimiento y resultados. Argentina se quedó con su grupo gracias a los chispazos de sus talentosos. 

 

¿Por qué Chile ha sido el mejor equipo? ¿Argentina está lejos o es superior? Pese a sufrir algunas falencias defensivas, la propuesta ofensiva de Chile, que dejó Marcelo Bielsa en su paso por La Roja, permanece y sigue convenciendo a un grupo de jugadores, hoy más maduros, que pueden ser protagonistas ante cualquier Selección.

Chile suma a la localía un juego sólido y efectivo. Candidato obligado.

Sampaoli ha prolongado y profundizado ese concepto. Tras el gran Mundial de Brasil 2014, donde casi elimina al local en octavos de final, quedando afuera por penales, hay casi una obligación de para los chilenos de ganar esta Copa que ellos organizan.

En estas tres primeras fechas (ante Ecuador, México y Bolivia) han demostrado un muy buen funcionamiento, aceitado, con velocidad, ritmo, y con efectividad en el arco rival, marcando 10 goles, con Aléxis Sánchez y Arturo Vidal (pese al escándalo) viviendo un gran momento.

La Argentina de estos tres partidos de primera fase está algo más lejos de ese vértigo que impone la Roja de Sampaoli. La manera de equilibrarlo será gracias a la genialidad de Messi (por momentos brillante y por otros mentalmente fuera del partido) y sus laderos: Di María, Agüero, Pastore y Tevez, cuando ingrese, para complementarlo.

Ante Paraguay jugó bien y mal a la vez, dos caras en un mismo partido

“El fútbol es la dinámica de lo impensado”, decía el siempre vigente Dante Panzeri. Estando Messi en cancha todo puede pasar, pero los rendimientos de ambas selecciones fueron dispares.

Chile ha tenido más regularidad y ha sido fiel al estilo del entrenador. Martino tampoco se aparta de la idea de jugar por abajo con el balón, buscando juego asociado. Pero en estos tres encuentros se ha advertido “falta de nafta” para tener esa velocidad de contragolpe que ha sido un arma letal para ganar la última eliminatoria sudamericana.

Ante Bolivia consolidó la idea con una goleada

Los cuartos de final se jugarán esta próxima semana. Chile enfrentará a Uruguay y Argentina esperará la noche para sBER quién será su rival.

Martino ha elogiado a Chile: “Me gusta, si fuera chileno, estaría orgullloso” . 

Los dos quieren ganarla. Los de Sampaoli porque nunca la ganaron y los de Martino porque hace 22 años que no festeja un torneo oficial. Parecen ser los mejores equipos. ¿Serán los finalistas?