Menu Big Bang! News
Deportes Fecha 24

Boca se quedó con el superclásico y recuperó la punta en el Monumental

El Millonario se enfrentó al xeneize después del incidente del gas pimienta y el festejo fue para el visitante. El gol lo marcó el uruguayo Lodeiro. Tevez regresó al Monumental tras 11 años. Salió Gago lesionado, al igual que Lucho González. El equipo de Arruabarrena queda como líder del torneo. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El más importante de los clásicos del domingo, River-Boca, fue para el visitante.

El xeneize se tomó revancha y se quedó con el Superclásico. Ganó 1 a 0 con gol de Nicolas Lodeiro

El festejo de Lodeiro, clave en el triunfo de Boca. 

El segundo tiempo fue de River, con muy poco brillo futbolístico. Más empuje que ideas. El equipo que dirige el Vasco esperó y pudo aguantar el triunfo, que lo deja en lo más alto del torneo. 

Gago se dio cuenta de forma inmediata de la gravedad de la lesión. Lodeiro, entró por él y marcó. 

La lesión de Fernando Gago le dio lugar en el campo al uruguayo, que tras una buena contra de Palacios, encontró el rebote en Barovero ante un previo remate de Tevez.

El gol de Lodeiro

En el comienzo del juego cayó Gago desplomado en el campo. Inmediatamente hizo el gesto: “Me rompí, me corté”. Se habría lastimado el tendón de Aquiles de su pierna izquierda. No sería rotura, se esperan estudios. 

La lesión de Gago

River no le encontró la vuelta al desarrollo, nunca tuvo posesión y juego. Boca manejó mejor el partido.

Una perspectiva de un estadio Monumental acorde al Superclásico. 

Gallardo sacó a Ponzio, que tenía amarilla (al borde de la expulsión), puso en su lugar a Lucho González que también terminó amonestado y luego reemplazado (por lesión) por Tabaré Viudez. 

La chance de Alario evitada por Orión 

River pudo empatarlo en la primera etapa, con una muy clara opción de Lucas Alario, que Orión evitó con gran categoría. 

En el arranque del segundo tiempo, Orión le volvió a ahogar el grito al 9 de River. 

Otra tapada de Orión a Alario

El Millonario se hizo dueño del partido en el segundo tiempo. Tiene el control de pelota frente a un Boca que espera y defiende la ventaja. 

Darío Herrera no vio una clara mana de Gino Peruzzi en el área. Debió haber sido penal para River. 

River se quedó sin argumentos y no pudo ni siquiera tener más opciones de peligro para empatarlo. Y muy lejos de pelear el torneo, a 11 puntos de Boca que llegó a 52. 

En total jugaron 240 partidos, con 86 triunfos de Boca (315 goles), 78 de River (292 goles), y empataron 76 veces.