Menu Big Bang! News
Deportes Idolo solidario

Carlitos Tevez no se olvida de su gente

El “Jugador del Pueblo” está cada vez más cómodo en su rol. Humilde y solidario, no duda en detenerse a firmar autógrafos a la salida de los entrenamientos. Recibió a 40 chicos de un comedor comunitario del barrio que lo vio nacer, Fuerte Apache, al que le había donado 20 mil kilos de alimentos. El idolo de todos, cada vez más cerca de la gente. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La presentación de Carlos Tévez en su regreso a Boca tuvo una condición indispensable: quienes se acercaran a la Bombonera debían hacerlo a cambio de un alimento no perecedero. Y la cancha explotó. En total se reunieron 20 mil kilos de alimentos que fueron destinados al comedor “Bichito de Luz”, que queda en el nudo 10 del Barrio Ejército de Los Andes, conocido como Fuerte Apache, las calles que parieron a Carlitos, el jugador del pueblo.

 

Pero el compromiso del delantero no quedó en el envío de comida. Ayer recibió a 40 chicos del comedor, que llegaron al club xeneiza en micros que puso el club. Los pibes recorrieron las instalaciones mientras los jugadores profesionales entrenaban. Después de la práctica, Tevez recibió uno por uno a los chicos. Firmó camisetas, charló y compartió un momento con ellos. “Uno ve las ganas de estos chicos de lograr cosas y me hace muy feliz que vengan. Yo no tuve la posibilidad de vivir estas cosas”, declaró el delantero. 

Carlitos recibió a 40 chicos del comedor “Bichito de Luz”, del barrio que lo vio nacer, Fuerte Apache. 

Después del encuentro con los chicos de “Bichito de Luz”, Carlitos se detuvo en el portón de acceso a firmar autógrafos, una constante en este regreso a Boca. En la Ribera o en Formosa (donde Boca derrotó a Banfield por Copa Argentina), el Diez hace lo mismo: le dedica un rato de su tiempo a quienes se acercan a obtener una firma, un saludo o una sonrisa. En lugar de partir raudo en su coche cuando termina de entrenar, el Apache se detiene a devolverle cariño a la gente. 

Solidario y humilde, Carlitos Tevez se siente cómodo en su rol de Jugador del Pueblo. Ejerce ese lugar y lo hace con gusto. Un verdadero crack.