Menu Big Bang! News
Deportes Efecto Maxi

Cuestión de peso: los deportistas que se comieron a sí mismos

El deporte los ayudó a ser famosos y a moldear sus cuerpos. Pero algunos se descontrolaron y ahora luchan por recuperar su figura.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Maxi López no es el único atleta que se vio perjudicado por sus “kilitos de mas”. En el mundo del deporte hay más de una estrella con “tendencia a engordar”. De tenistas a futbolistas: la dura tarea de mantenerse en forma.

Maxi López

El jugador del Torino se subió a la balanza y la báscula acusó que está a punto de llegar a las tres cifras, para ser más precisos, el delantero está pesando 97 kilos, lo que hizo enojar a las autoridades del club italiano.

El delantero pesa 97 kilos y el director técnico lo dejó en el banco. “Si hace dieta, quizás jugará algo”, analizó.

El ex de Wanda Nara se excedió con la comida en época de fiestas y esto lo perjudicó en su carrera: es que ahora el DT del equipo, Giampiero Ventura, lo separó del plantel y le exigió que baje, al menos, cinco kilos. Sólo de esta manera podrá volver a las canchas.

Maxi no está pasando por su mejor momento deportivo: el DT no dejó afuera de las canchas.

En diálogo con la prensa italiana, el “profe” explicó la situación del ex River: “Debe decidir si se conforma con esta situación o quiere convertirse en protagonista como es capaz de ser por sus condiciones, ya que puede dar más de sí mismo. Todos queremos al Maxi López de la temporada pasada. Este año, Maxi no está en condiciones”.

El jugador está en Torino desde enero de 2015 y sólo marcó 11 goles en 22 partidos.

Cristian Fabbiani

El Ogro es otro de los futbolistas que pelea contra su “tendencia a engordar”. Es que cada vez que el delantero se va de vacaciones y deja de hacer actividad física, aumenta considerablemente de peso, lo que termina perjudicando su carrera deportiva.

El delantero también mostró su sobrepeso cuando jugó en All Boys.

Uno de sus momentos más recordados fue en el 2009, cuando fichó con River, pero el sobrepeso y sus problemas mediáticos (separación de Amalia Granata y nuevo romance con Victoria Vanucci) opacaron su desempeño. Por eso el 4 de diciembre de 2009 el director técnico, Leonardo Astrada, le confirmó que no lo tendría más en cuenta y que podía buscarse otro club.

El sobrepeso y los escándalos le costaron su contrato con River.

Fabbiani aseguró que su sobrepeso era por “su contextura física” y que no le importaba lo que le decía la gente: él iba a continuar comiendo los ravioles de su madre, Mirtha Machuca.

En el club millonario jugó 43 partidos y sólo convirtió 4 goles.

Ronaldinho

El delantero brasileño impactó por su sobrepeso en el 2011, mientras vacacionaba en la playa Barra de Tijuca en Río de Janeiro.

El brasileño se mostró con unos kilos de más en un amistoso jugado en el 2011.

Luego de su paso por Barcelona (España) y Milán (Italia), el crack mostró que su exceso de fiestas y comida deterioró su estado físico, lo que terminó con la magia que mostraba todos los partidos.

Diego Maradona

El argentino se retiró del fútbol (25 de octubre de 1997) y los excesos le jugaron una mala pasada. Desde entonces, el “Diez” lucha por mantener su figura.

Diego en su peor momento con varios kilos de mas.

Maradona intentó darle pelea al sobrepeso con dietas y actividad física, pero no lo logró. Recurrió dos veces al quirófano para aplicarse un balón gástrico.

Diego, más delgado gracias a la operación, junto a su hijo, “Dieguito”, jugando a la pelota.

La primera vez fue en 2005, en Colombia. Y, aunque esta intervención le sirvió para bajar considerablemente de peso, el ex futbolista volvió a engordar. Diez años más tarde viajó a Venezuela, donde se realizó un segundo “balón gástrico” con el cirujano Carlos Chaux en la clínica Falcón de Maracaibo.

Ronaldo

Aunque siempre fue de “contextura grande”, el crack brasileño confesó antes de retirarse del fútbol (14 de febrero de 2011) que el sobrepeso lo tenía “muy angustiado”.

El brasileño se mostró angustiado por su sobrepeso.

Su retiro de las canchas no hizo más que incrementar sus problemas de gordura. El fin de los duros entrenamientos y la liberación para “comer lo que quisiera” lo hicieron subir aún más

“Me siento derrotado. Un esfuerzo pequeño me cansa”, reconoció.

Me siento derrotado. Un esfuerzo tan pequeño me cansa tanto. A veces subo a la habitación y llego agitado. Estoy muy incómodo, principalmente con la panza”, contó el jugador en el sitio Sport.es.

Un tenista en problemas

Guillermo “Willy” Cañas, el ex tenista argentino, también sufrió los efectos de alejarse de las canchas. Desde que dejó el tenis engordó 26 kilos.

El ex tenista en su peor momento. Llegó a pesar 122 kilos.

Todo comenzó cuando el ex número 8 del mundo se lesionó y dejó de hacer ejercicio. Esto le causó una crisis que lo llevó a aumentar de peso y a pesar 122 kilos. Ahora pelea para volver a estar en un peso saludable.

“Después del retiro (2010) hacía mucho ejercicio, pero hace dos años me lesioné la rodilla y lo dejé completamente. Por estrés laboral empecé a comer y engordé 26 kilos”, confesó el actual entrenador del tenista ruso Teymuraz Gabashvili en una entrevista con la agencia de noticias alemana DPA.

Willy y su lucha fuera de las canchas: intenta llegar a los 92 kilos.

Y agregó: “Fueron dos años con un peso que oscilaba entre 116 y 122 kilos. Una vez sola había pasado los 90 y me asusté, pero después no paré: pasé los 100, los 110, los 120. Me cuidé muchísimo los primeros cuatro años después del retiro, pero vino la lesión en la rodilla y se me fue de las manos”.