Menu Big Bang! News
Deportes Con fe y esperanza

Daniel Scioli, del agua y "La Gran Argentina" a candidato a presidente

El gobernador de Buenos Aires y candidato a presidente trabajó desde el deporte para alcanzar su presente político. “El deporte como la cultura, un complemento de la educación”, repite cada vez que puede. 

 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Daniel Osvaldo Scioli nació el 13 de enero de 1957, en en el barrio de Villa Crespo. Su apellido tiene una historia forjada desde la empresa familiar que inició su abuelo José y que cimentaron sus padres, Esther y José Osvaldo. En familia, crearon y acompañaron el éxito de una reconocida casa de electrodomésticos: Casa Scioli.

Daniel fue el primogénito de una familia acomodada. Amante de la velocidad, tuvo sus excentricidades. Una de esas fue dedicarse a un deporte poco difundido en nuestro país: el offshore. “Uno corre para ganar y otro corre para divertirse. A mí siempre me gustó ganar, ser competitivo y estar en los primeros lugares”, reconocía el candidato del FPV en sus comienzos en la motonáutica. 

Gracias a este deporte, saltó a la fama. La motonáutica era una actividad desconocida para las masas, pero Scioli se encargó de darle difusión y entidad. Nuevediario, el noticiero con más rating de la tevé, cubría cada una de sus carreras.
Su punto de partida fue en 1986, en Mar del Plata, con su lancha "Semillita XIX". Tres años después, el 4 de diciembre de 1989, perdió su brazo derecho en los 1000 kilómetros del Delta.

“Traté de darme energía y aferrarme a la vida, desesperadamente”, reconoció en el momento del accidente, que lo tuvo al borde de la vida y la muerte y del cual logró salir fortalecido. El presidente Carlos Menem dispuso el despliegue de Prefectura naval para socorrer al hoy candidato. 

Tras el accidente, se recuperó de una manera extraordinaria. Regresó a las aguas abiertas en 1990, en la carrera Venecia-Montecarlo. Conquistó ocho campeonatos mundiales de motonáutica, todos utilizando una prótesis en su brazo derecho. Una recuperación física y mental asombrosa. 

Campeón mundial por séptima vez

Se retiró en 1998, a los 40 años. En ese momento inició  su prolongada carrera política de la mano del por entonces presidente Carlos Menem. Lo sumó al PJ porteño y a la ola de famosos en la política como Ramón Palito Ortega y Carlos Reutemann.

Bonadeo y la carrera deportiva de Scioli

El periodista Gonzalo Bonadeo puso en duda la veracidad de la carrera deportiva de Daniel Scioli. “En 1987 le dieron el Olimpia de Plata como mejor deportista de motonáutica sin tener experiencia y no a Óscar Rodríguez, el campeón de ese año”, contó en una nota de archivo de Día D con Jorge Lanata.

Daniel Scioli posando después del accidente y logrando un nuevo triunfo. 

En definitiva, en noviembre de 1997, Scioli ganó el III Grand Prix Superboat de la Argentina. En enero de 1998 corrió la última carrera en Mar del Plata, uno de sus lugares predilectos y donde hizo uno de sus cierres de campaña. 

Junto a Fabio Buzzi, su ex copiloto.

Alejado de la actividad fue designado presidente de la Comisión de Deportes de Diputados. En 2002, durante la presidencia ide Eduardo Duhalde ejerció el cargo de Secretario de Deporte y Turismo de la Nación.

El perfil deportivo-político de Scioli 

Scioli se define como hincha fánatico Boca y del fútbol. En los 90 participó del fútbol televisado de Ritmo de la Noche, conducido por Marcelo Tinelli, en el que Scioli se hizo presente junto al presidente Menem.

Corrió junto a Carlos Menem algunas carreras como acompañante. 

Con el paso del tiempo, los picados fueron su pasión para escaparle al stress de la política. Cada fin de semana no solo descansa en su quinta "La Ñata", en Benavídez. También juega al fútbol como delantero, del equipo que lleva el nombre de su casa. Se define como un goleador contundente. Le puso esfuerzo y competitividad a su propio equipo de Futsal -llamado La Ñata- con el que se consagró campeón varias veces. Goleador del equipo, sus compañeros lo llaman “Pichichi”, en referencia a los artilleros de los equipos españoles. Y él bromea con la situación. 

Enfrentando a Mauricio Macri, como en la política. 

Enfrentó a Carlos Tevez, Marcelo Tinelli, Mauricio Macri y Sergio Massa en muchas oportunidades. Hasta llegó a quebrarse la clavícula en su afán de buscar anotar goles.  

Scioli se quebró la clavícula 

El actual gobernador ha tenido una carrera deportiva intensa, algunos la cuestionan, pero terminó siendo su puntapié político para lograr ser conocido y popular. ¿Le alcanzará para ser presidente?