Menu Big Bang! News
Ledesma, poder argentino para el scrum australiano.

Ledesma, poder argentino para el scrum australiano.

Deportes mundial de inglaterra

De Pumas a Canguros: los rugbiers argentinos que jugaron para Australia

Mario Ledesma como entrenador, junto a Enrique Rodríguez y Patricio Noriega como jugadores, son los hombres que cruzaron el océano para fortalecer el scrum de los Wallabies. Las historias de cada uno. Mañana es la semifinal.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Este domingo, Argentina se enfrentará a Australia con el sueño de llegar a la final de un Mundial de rugby por primera vez en su historia.

Se trata de dos equipos y dos países muy distintos, aunque hay un par de sorprendentes puntos en común. Los más llamativos pasan por los compatriotas que decidieron “cruzar el océano” para defender la camiseta amarilla.

Todos integraron la primera línea en sus equipos, honrando la tradición del potente scrum nacional.

Las plegarias de ledesma

"Rezo todos los días para que no nos crucemos", había dicho Mario Ledesma cuando sospechó que los dos equipos podían llegar a enfrentarse.

Ledesma, entre el corazón y la cabeza.

Es que el ex hooker albiceleste hoy es entrenador de scrum en Australia. Arriba no lo escucharon, y ante las previsiones del morbo, decidió no dar entrevistas a medios argentinos. 

"Obviamente va a ser un partido muy emotivo para él -adelantó el entrenador Michael Cheika-. Le gusta derramar una lágrima de vez en cuando"

Ledesma jugó su último partido en Argentina hace cuatro años, en la derrota ante los All Blacks por los cuartos de final del Mundial de Nueva Zelanda.

Topo Rodríguez, el pionero

Enrique “Topo” Rodríguez jugó para Los Pumas entre 1978 y 1983; después se trasladó al rugby australiano. Hasta 1987, participó nada menos que de 26 test matches para los Wallabies.

Rodríguez jugó 26 partidos para Australia.

La salida de Rodríguez había generado polémica, sobre todo cuando le tocó enfrentar a Los Pumas, pero el propio jugador aclaró años después que “nadie me ofreció ningún puesto o contrato; sólo mi club que me gestionó la visa”.

Un pase con polémica.

El “Topo” aseguró que “no existió pago alguno y que en el resto de mi carrera rugbística tuve mucha suerte, a la cual tambien ayudé, estando muy bien entrenado”.

Pato Noriega, el wallaby campeón

Después de jugar para Argentina en la Copa del Mundo de 1995, Patricio Noriega se transformó en un Wallaby. No sólo eso: fue campeón mundial en Gales 99.

Un argentino campeón en Oceanía.

Aunque no pudo jugar por una lesión, reforzó a los backs de un gran equipo. Como Ledesma más tarde, Noriega también trabajó para fortalecer el scrum de los Wallabies.

Noriega, otro hombre de scrum.

Retirado en marzo de 2004, Noriega jugó 24 partidos con la casaca de los oceánicos, uno menos que en Los Pumas, con los que había debutado en 1991.