Menu Big Bang! News
Deportes 2 a 2 con Paraguay

Debut amargo: cinco claves de un empate inesperado

Cuando parecía que se lo llevaba por goleada, Argentina pagó la falta de definición y se va frustrada de La Serena. Por qué no pudo ganar.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Argentina empezó su Copa América de una forma impensada. El 2 a 2 con Paraguay sorprende por el desarrollo del juego, que la Selección dominó en todo el primer tiempo y buena parte del segundo. A continuación, cinco puntos para entender el resultado:

La presión del primer tiempo. La Selección ahogó a su rival desde el minuto cero. Las subidas de Roncaglia y Rojo, la presión de Banega y las pelotas de Pastore generaron un enigma que sobrepasó a Paraguay. A pesar de los cambios, no la pudo sostener en la segunda mitad.

El triángulo virtuoso. Di María, Messi y Agüero mostraron movilidad y precisión en velocidad. El foco estuvo en la finalización de la jugada, una asignatura pendiente.

La falta de definición. Una gran parte del partido se jugó al borde del área paraguaya, pero los volantes y delanteros fallaron decenas de ocasiones. En otras, brilló el arquero Silva.

Fútbol y garra. Un empate con momentos emocionantes.

La resistencia no alcanzó. Con el 1-2, Paraguay fue a la carga con todo. Mascherano intentó comandar el operativo de contención y Romero respondió hasta donde pudo, pero la defensa fue superada. Por momentos, los centrales Garay y Otamendi no pudieron hacer pie antes los experimentados delanteros del rival.

La garra paraguaya. Ramón Díaz armó una encrucijada que Argentina pudo resolver a los 28 minutos, paradójicamente gracias a un error grosero del rival. Pero nunca se rindió y sus jugadores se multiplicaron hasta conseguir el empate.