Menu Big Bang! News
Deportes Una maldita lesión

Decisión tomada: Aimar se retira del futbol profesional

A través de Whatsapp, le comunicó a sus compañeros su decisión de “dejar de jugar profesionalmente”. El “Payaso” no se pudo recuperar de una lesión crónica en el talón de Aquiles y de esta manera, el 10 de River se despide de las canchas. Tristeza.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

No son todas buenas noticias en el mundo riverplatense. Luego de que el millonario le ganará la semifinal de ida a los paraguayos de Guaraní, se conoció que Pablo Aimar ya es oficialmente un ex jugador de fútbol.

El mismo “payaso” se lo confirmó a sus compañeros de plantel del Club Atlético River Plate, a quienes les comunicó por medio de un mensaje de Whatsapp su decisión de dejar las canchas.

El mensaje de despedida de Aimar a sus compañeros de plantel.

Debutó en la primera división con tan sólo 17 años, el 11 de agosto de 1996, de la mano del DT Daniel Passarella y en un equipo plagado de estrellas que venía de ganar la Copa Libertadores y que luego sería el campeón del Clausura en 1997. Ganó 6 títulos y jugó 114 partidos oficiales con la camiseta de River, en los que convirtió 29 goles y entregó 26 asistencias.

El talentoso jugador de 35 años, sufre una lesión crónica en uno de sus tobillos, más específicamente en el talón de Aquiles, por lo que tuvo que ser sometido a dos operaciones, la última a principios de este año. Sin embargo, no alcanzó para recuperar la mejor forma física del 10.

“Estoy con la idea volver a jugar en River, es el sueño que me queda por cumplir y estoy poniendo todas mis energías para lograrlo. Me he operado dos veces de una inserción del tendón de Aquiles del talón. Es una lesión crónica y la última operación fue hace tres meses”, había dicho el “payaso” en abril durante una entrevista que le realizaron Juan Pablo Varsky y Matías Martin en el programa Más que Fútbol.

Aimar pudo cumplir durante el actual torneo su sueño de volver a vestir la camiseta de River en un partido oficial, cuando saltó a la cancha a los 30 minutos del segundo tiempo del encuentro contra Rosario Central, que la banda ganó por 2 a 0.

Sin embargo, la buena voluntad del club y del enganche no alcanzó, y a los 35 años se despide del deporte profesional. “Los voy a estar alentando desde fuera, espero consigan todo lo que merecen. Un día de estos paso a saludarlos y agradecerles por cómo me trataron. Grandes abrazos para todos!!”