Menu Big Bang! News
Deportes Tenis

Del Potro, cada vez más esperanzado con su regreso al circuito

“La Torre de Tandil” continúa con su recuperación después de la operación en su muñeca izquierda. Regresó a su ciudad natal, donde entrena su físico y también su alma: apadrinó a dos entidades de chicos con capacidades diferentes y también atendió una panadería junto a un amigo.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Después de sus operación en la muñeca izquierda y sin actividad profesional desde marzo, Juan Martín del Potro continúa con la recuperación en su casa, Tandil. Suele subir a sus redes sociales fotos de su tratamiento y sus actividades fuera de los courts. Así fue que lo vimos en Miami, entrenando su drive. Y ahora corriendo, haciendo ejercicio aeróbico. “Aunque la cima se vea lejos, cada paso me acerca más”, escribió. Un mensaje de esperanza.

“Aunque la cima se vea lejos, cada paso me acerca más”, escribió en su Facebook.

El tenista, que supo ser número 4 del mundo, también se hace lugar para acciones solidarias. Apadrinó a CIANE, una asociación de padres de chicos con capacidades diferentes y a ATAD (Asociación Tandilense de Ayuda al Discapacitado). Esta actividad le insumió toda la tarde del jueves, después de su entrenamiento diario. “Me encanta venir a Tandil, venir siempre y compartir con amigos y con familia. Hacer esta tipo de actividades me carga de energía para la recuperación. Me ayuda a volver pronto”, declaró ante los micrófonos presentes durante su recorrida.

Hace dos meses que retornó a los entrenamientos y un mes que volvió a los courts. Ahora comenzó a ejercitar su revés, que es el golpe que le provocaba mayor dolor. Reconoció que está en buen estado físico. “Estoy con muchas ganas; pasó mucho tiempo de la lesión, varias operaciones, mucha incertidumbre, muchas dudas, pero por suerte eso quedó atrás. El tiempo que pasé en Tandil me sirvió para limpiar mi cabeza de malos pensamientos”.

Hoy por hoy, el tandilense no tiene coach. Su entrenador histórico, Franco Davin, trabaja ahora con el búlgaro Grigor Dimitrov, pero a Del Potro se lo nota relajado respecto del tema: “Todavía no estoy tan apurado. Sé cómo me tengo que entrenar y cuidar. La prioridad es la recuperación de la mano, pero sí tengo nombres en vista sin apuro. Lo más importante es volver a la cancha”. 

 

Trabajo de domingo: ayudar a un amigo en su panadería. ��///Sunday's work: helping out a friend. ��

Posted by Juan Martín del Potro on domingo, 15 de noviembre de 2015

Como muestra de su vida distendida en su ciudad natal, “La Torre de Tandil” se sacó una foto mientras ayudaba a un amigo en su panadería. El tenista, con su 1.98 metros de altura, se descubrió como un discreto vendedor de facturas.