Menu Big Bang! News
Deportes Las andanzas del Diez en Colombia

Diego agredió, pateó y luego se disculpó con un chico de 14

El Diez quedó envuelto en otro escándalo el viernes pasado cuando agredió, en medio de un tumulto, a un chico de 14 años que fue a verlo jugar en un partido a beneficio. Luego Maradona lo invitó a su hotel, le regaló una pelota autografiada y le pidió disculpas. La historia completa. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

 

"Es urgente. Diego Maradona te quiere ver hoy", fue el mensaje de texto que llegó ayer a las 8:00 de la mañana al celular de Santiago Palencia, el niño de 14 años al que el ex futbolista agredió el viernes pasado luego del 'Partido de la Paz'.

Según publica el diario deportivo As de Colombia el chico contó: "Desde que supe que Diego iba a venir a Colombia estuve muy pendiente de todo. Fui al aeropuerto a recibirlo, estuve en el estadio y hasta me metí a la cancha para estar cerca de él". 

 

Una camioneta enviada directamente por la seguridad de Diego recogió a Santiago en su colegio, ubicado en el occidente de Bogotá, para trasladarlo hasta el hotel JW Marriot.

"Estuvimos esperando desde las 10:00 de la mañana, pero nos atendieron muy bien. Hasta nos dieron comida. Es muy chistoso porque el viernes en el estadio aguantamos frío y hambre para poder estar cerca de él, y hoy nos invitaron a comer pizza en el hotel en el que se hospedó", señaló Santiago, quien esperaba ansioso en la cafetería del hotel.

Gentileza Diario As de Colombia

Sobre la 1:00 de la tarde autorizaron a Santiago para que subiera con su madre al piso 10, donde lo esperaba el ídolo. La recompensa llegó cuando el ascensor se abrió y encontró a Maradona, con gorra, vestido de cortos y una pelota en la mano, quien lo abrazó y le dijo: "Perdóname, papá. Con el tumulto de gente que había, no sabía que eras vos. Yo quise sacar a toda la gente y, cuando te vi, te agarré de atrás".

"Yo no quiero que esto quede como que yo le pego a los chicos. Yo tengo dos hijas de 20 años y jamás les levanté la mano. ¡Jamás! Yo nos soy golpeador de chicos. ¿Ok, papá?".

Luego Diego le regaló y le firmó el balón como recuerdo. "Con cariño para Santi", dice el mensaje.

El esperado encuentro terminó con un fuerte abrazo, un beso y una despedida que nunca olvidará: "A partir de hoy tú eres mi amigo y vas a decirle a todo el mundo: "Yo soy amigo de Diego". Cuando venga a Colombia ya no tendrás que esperarme más afuera. Yo te invitaré a donde esté, nos tomaremos una gaseosa y jugaremos fútbol juntos".   

"Colombia me ha tratado muy bien y por eso quiero irme bien de ella. Gracias a todos por tantas atenciones y si en algún momento me equivoqué e hice algo que los ofendió o no les gustó, quiero ofrecerles mis más sinceras disculpas", le dijo Maradona a AS Colombia antes de viajar a Cuba.

Santiago intentó aclarar: "No es verdad que Diego me empujó, me pegó y me jaló el pelo, como lo mencionaron en algunos medios. Al contrario, él me buscó, me cogió la cabeza y me ayudó".