Menu Big Bang! News
Deportes En Córdoba

Dos vueltas en cuatro días: Boca ganó la Copa Argentina

Con un penal que no fue y un gol en offside, los de Arruabarrena derrotaron 2-0 a Rosario Central. El árbitro Ceballos, que echó a Eduardo Coudet, fue abucheado. Boca venía de ser campeón el domingo.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

En una final cargada de polémicas, Boca le ganó 2-0 a Rosario Central por la Copa Argentina. Se jugó en el estadio Mario Alberto Kempes, de Córdoba, ante más de 50 mil personas.

Los goles fueron de Lodeiro, de un penal mal cobrado, y de Chávez, en offside.

En un partido intenso, el Xeneize presionó bien alto los primeros minutos; los canallas equilibraron el desarrollo pero patearon poco al arco. 

A los 37 minutos se produjo una de las jugadas más polémicas de la noche. Ceballos cobró fuera de juego de Larrondo en una pelota parada. Parecía que el off side no existió, porque el que cabeceó y convirtió el controvertido el gol anulado fue Marco Ruben, habilitado.

El juez de línea Marcelo Aumente entendió que Larrondo participó de la acción. Eduardo Coudet fue expulsado por protestar. 

Los últimos minutos de esa etapa mostraron a un Rosario Central más protagonista que Boca. 

más polémica

En el segundo tiempo, Ceballos cobró penal tras una falta a Peruzzi, que claramente había sido fuera del área. A los 9 minutos, el uruguayo Nicolás Lodeiro convirtió el gol que le está dando la Copa al campeón del Torneo Julio Grondona.

Central insistió, pero no llegó con claridad al arco de Orion. Boca, que se había refugiado cerca del arquero, tuvo una contra que terminó aprovechando Andrés Chávez.

Su gol, a los 44 minutos, también llegó cargado de polémica: el delantero estaba en offside.

Sobre el final del partido, Coudet volvió al campo de juego para recriminarle su actuación al árbitro. Los jugadores de Central lloraban desconsolados.

Poco le importó a Boca, que da su segunda vuelta en 96 horas y cierra el año de forma inmejorable.