Menu Big Bang! News
Todos quieren tener la cola y el cuerpo del delantero.

Todos quieren tener la cola y el cuerpo del delantero.

Deportes Con esmero

Dura y parada: cómo tener la cola del Pocho con dos horas semanales de gym

Los glúteos de Lavezzi sorprendieron en las redes sociales y despertaron el interés tanto de la platea femenina, como el de la masculina. BigBang acerca las claves para conseguir la cola del delantero.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Mariana Diarco “escrachó” a Ezequiel el “Pocho” Lavezzi al publicar fotos del delantero con lencería femenina, pero causó el efecto opuesto al buscado: la cola del futbolista causó furor en las redes sociales y despertó el interés tanto de las mujeres, como el de los hombres.

En un intento por mejorar el físico de sus lectores, BigBang contactó al entrenador personal Daniel Tangona, certificado por la Universidad de Miami, para revelar el plan de entrenamiento ideal para conseguir la retaguardia del “Pocho”.

Un hombre sin sobrepeso tiene que trabajar por lo menos un año para poder conseguir la cola del Pocho.

“Lo ideal es fusionar sentadillas, escalador y estocadas. De nada sirve la cinta plana, por ejemplo: la clave es escalar y trabajar con pendientes

“No cualquier hombre puede tener esa cola, porque el Pocho tiene buena genética y, además, es un profesional de alto rendimiento. Pero existen entrenamientos que permiten acercarse mucho”, advirtió el especialista.

Los especialistas recomiendan sentadillas y entrenamiento con pesas para mejorar la “retaguardia”.

Entrenamiento con carga y a largo plazo

“El cuerpo del hombre es distinto al de la mujer, porque tiene más músculo que grasa. Por consiguiente, los resultados se pueden apreciar más rápido”, precisó Tangona, y agregó: “Lo ideal es fusionar sentadillas, escalador y estocadas. De nada sirve la cinta plana, por ejemplo: la clave es escalar y trabajar con pendientes”.

La rutina ideal de entrenamiento no debe superar los cuarenta minutos, ni ser inferior a los veinte. “La idea es que el plan pueda sostenerse en el tiempo. Los que están dos horas en el gimnasio, después se cansan y abandonan todo”. ¿La cantidad de visitas semanales? “Con tres veces por semana es suficiente”.

El plan de entrenamiento ideal debe durar cuarenta minutos y repetirse tres veces por semana.

El personal trainer también destaca el trabajo con máquinas elípticas y pesas. “Nadie que trabaje sin sobrecarga puede modificar el cuerpo. Además, los fierros son un gran complemento. Siempre digo lo mismo: no existirían los gordos si descubrieran las máquinas”.

“Estamos hablando de un entrenamiento que, por lo menos, dura un año. Si alguien les dice que en dos meses se puede cambiar la cola, es una mentira

El plan de acción debe complementarse con una alimentación balanceada. “En las dietas no deben faltar ningún tipo de alimento: proteínas, hidratos, grasas. El cuerpo necesita de todo”, enumeró, aunque prohibió: “Mi recomendación es evitar el alcohol. Aunque, en caso de que les cueste mucho dejarlo, una copita por semana se puede tomar como un permitido”.

Se recomienda, además, dejar el alcohol y mantener una dieta balanceada.

Con sacrificio y voluntad, la cola del “Pocho” está a la vuelta de la esquina. Eso sí: nadie puede esperar resultados inmediatos. “Estamos hablando de un entrenamiento que, por lo menos, dura un año. Si alguien les dice que en dos meses se puede cambiar la cola, es una mentira. Lo más probable es que sólo pierdan músculo”.