Menu Big Bang! News
El “Brujo Manuel” asegura que la traba de la Selección era la “maldición de Tilcara”

Deportes

El “Brujo Manuel” asegura que la traba de la Selección era la “maldición de Tilcara”

Su presencia en la comitiva causó revuelo. Él asegura que le debemos la clasificación. "Había cosas hechas", dijo. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Aunque fue la destreza de Lionel Messi y sus tres goles ante Ecuador los que le dieron a la Selección argentina la sufrida clasificación al Mundial de Rusia 2018, el polémico “Brujo Manuel” Valdez, que viajó junto a la comitiva deportiva, asegura que la victoria se debió al trabajo sanador que realizó antes de que el equipo llegara al estadio Atahualpa.

Aseguró que fue él quien le "abrió" el arco a Messi.

“Estaba mal la selección. Jugaba bien, pero había unas cosas hechas por las que no podían hacer goles. Fui, destrabé eso y listo”, explicó con sencillez el hombre que se enoja cuando le dicen brujo y que prefiere que se refieran a él como “vidente” o “sanador”.

La traba a la que hizo alusión el “brujo” es conocida por muchos argentinos: aquella promesa incumplida a la Virgen de Tilcara por la selección que obtuvo el campeonato del mundo en 1986 realizó antes de viajar a México. La llamada “maldición de Tilcara”.

"Esa energía negativa venía de una promesa quebrada por la selección hace muchos años", advirtió Manuel. Y, en efecto, desde entonces el conjunto nacional no volvió a ganar un Mundial. Llegó a la final de la Copa del 90, pero sucumbió ante Alemana. Luego, tras 24 años de sequía, el equipo volvió a la instancia decisiva del torneo, pero volvió a caer ante los germanos.

Llevaba siete meses sin meter un gol para la Selección y convirtió tres ante Ecuador.

Manuel” se hizo conocido en el ambiente futbolístico luego de curarle la rodilla a Juan Sebastián Verón. Aunque parezca un chiste, fue el "Brujo" de la "Brujita". Y, aunque no dio nombres, confirmó que “hubo gente” que le pagó el pasaje “para hacer lo que debía: destrabar a la Argentina”.

“Hice el trabajo que correspondía. Caminar, rezar y pasar por el vestuario antes de que llegaran los jugadores para destrabar al equipo”, detalló y confirmó que, además, mantuvo un encuentro con el plantel antes del comienzo del partido.

Así celebró el equipo la clasificación al Mundial de Rusia.

Luego de realizar la “curación”, el “Brujomiró el partido junto a la comitiva. “Desde un rincón de un palco, sin hablar con nadie, calladito; donde estaba Oscar Ruggeri”, precisó. ¿Coincidencias? El “Cabezón” integró el famoso plantel que habría defraudado a la Virgen.

El hombre que se adjudica haberle “abierto el arco a Messi” tiene ahora un sueño: “Ir al Mundial de Rusia, como cualquier otro aficionado”.

La maldición de Tilcara: creer o reventar

Todos intentaban encontrarle una razón que lograra explicar el pobre empate de la Selección Argentina ante Perú. En los taxis, colectivos y en las oficinas todos son DT. “Falta trabajo”, “no saben definir”, “Messi está sólo”, eran sólo algunos de los cientos de interminables argumentos y posiciones. Lo cierto es que nadie sabía a ciencia cierta qué ocurría con el conjunto nacional, que logró la clasificación mundialista en la última fecha y gracias a la ayuda del "Brujo". Creer o reventar.

La maldición de Tilcara, una historia que toca de cerca al equipo de 1986.

Entre todas estas hipótesis, surge una fuera de toda lógica. La explicación tal vez más supersticiosa sobre el mal andar de la Selección: una supuesta maldición que pesa sobre la celeste y blanca desde el año 1986 por una promesa incumplida de los integrantes del equipo que obtuvieron el campeonato mundial de ese año.

La historia cuenta que, antes del Mundial de México, el equipo de Carlos Salvador Bilardo – sin Maradona ni Burruchaga - decidió entrenarse en la altura de Tilcara, un pequeño pueblo de Jujuy que por aquel entonces contaba con 4000 habitantes, para adaptarse físicamente a esas condiciones.

La cancha donde entrenó la Selección en 1986.

La comitiva se inclinó por utilizar las instalaciones del Club Atlético Pueblo Nuevo y solicitó que el primer equipo de esa institución entrenara junto a la Selección. Entre los integrantes de ese pequeño equipo se encontraba David Gordillo, protagonista excluyente de esta historia.

“Nosotros éramos sparring de la Selección. Yo fui testigo de la promesa”, dice Gordillo a BigBang desde su Jujuy natal. En rigor, el equipo que meses después ganaría el Mundial entrenaba todos los días con la primera de Pueblo Nuevo. “Hacíamos trabajos de pelota y algunos picados”, recuerda.

A la izquierda, Gordillo, testigo de la promesa. 

El pueblo era tan chico que compartíamos todos los días una gaseosa, un café con ellos y en una de esas tantas reuniones, uno de los jugadores –cuyo nombre no recuerdo- pregunta por la Virgen de Tilcara”, agrega Gordillo.

La virgen de Copacabana del Abra de Punta del Corral, patrona de Tilcara, es conocida por conceder milagros a quienes recurren a ella y los jugadores argentinos lo hicieron. Efectivamente los jugadores la  visitaron y prometieron que si obtenían el campeonato mundial, regresarían a agradecerle. Pero nunca lo hicieron y las versiones sobre una supuesta maldición comenzaron a tomar fuerza.  

La Virgen de Tilcara, donde se realizó la promesa. 

Yo puedo asegurar que la promesa se realizó, pero no puedo decir que la Virgen maldice, yo no comparto eso, se utilizó el nombre de la virgen en muchas oportunidades para esa versión pero no estoy de acuerdo”, aclara Gordillo.

Lo cierto es que la visita, unos años después de Sergio Batista, y el Tata Brown al lugar, da crédito a las versiones. Ambos dejaron allí una réplica de la Copa del Mundo y una camiseta de la Selección. Sin embargo, la suerte del equipo no cambió. Ni siquiera con el mejor jugador del mundo en cancha, hasta la llegada del "Brujo Manuel".


Foto de apertura: Diario El Día.