Menu Big Bang! News
Deportes Polémica Messi

El astro del Barcelona viajó a Gabón a inaugurar un estadio

Antes de volver a Barcelona, Messi viajó 9 horas a hasta Gabón para poner la piedra fundacional de un estadio. Más allá de la fiesta, la polémica generada es si fue utilizado políticamente por el presidente de ese país. Participará de la inauguración del restaurante del hijo presidencial. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Después de sus vacaciones en la paradisíaca isla caribeña de Turk and Caicos, Lionel Messi tuvo una curiosa escala previa al regreso a su casa. El astro del Barcelona fue a Gabón junto a su amigo y ex compañero para poner la piedra fundacional para construir el futuro estadio Port-Genil, donde se disputarán encuentros de la Copa Africana de Naciones de 2017.

Después de 9 horas de viaje, Messi aterrizó en Gabón junto a su amigo, el portugués Deco. 

La invitación corrió por cuenta de otro amigo y ex compañero de La Pulga, Samuel Eto’o. El camerunés no pudo concurrir pero fue el encargado de difundir en redes sociales la visita de Leo a África. El delantero tiene una escuela de formación de futbolistas en Gabón y es un entusiasta promotor de ese país. En su cuenta de Instagram le agradeció la visita: “Les deseo un buen viaje a mi otro país: Gabón. Allí descubrirán gente cálida y acogedora. ¡Gracias por mantener su promesa! No puedo estar allí con ustedes porque mi agenda no lo permitía, Que disfruten de su estadía. ¡Hasta pronto!", escribió.

Messi estuvo de vacaciones en el Caribe y, antes de volver a Barcelona, fue a África. 

El arribo de Messi al país africano fue una fiesta. En el aeropuerto y las calles la gente deliró con su presencia e incluso los ministros pugnaron por sacarse una selfie con el mejor jugador del mundo.

Pero no todo fue color de rosa. También hubo polémica. Es que algunos atribuyen la invitación de Messi al presidente de Gabón, Ali Bongo, y aseguran que el jugador del Barsa fue utilizado como maniobra política en un país que no está exento de tensiones políticas. Además, está previsto que el mejor jugador del mundo también asista a la inauguración de un restaurante del hijo del presidente. Y esto genera aun más polémica. 

Después de su compromiso africano Messi regresará a España, aunque recién deberá reincorporarse a los entrenamientos el 2 de agosto.