Menu Big Bang! News
Deportes

El festejo del vestuario: "Y no me importa lo que digan esos p... periodistas"

El plantel le dedicó su clasificación a la prensa, con la que mantiene una mala relación tras una grave acusación contra Ezequiel Lavezzi. También hubo "Papu dance" en el avión.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

En la intimidad del vestuario argentino tras la clasificación al Mundial de Rusia 2018 hubo un recuerdo muy especial para aquellos periodistas que fueron muy críticos de la Selección a lo largo de las Eliminatorias

 

"Y no me importa lo que digan esos putos periodistas, la p... que lo pario", era el grito de guerra de los jugadores tras la victoria por 3 a 1 a Ecuador en Quito. 

Hace un año, la relación de los jugadores y la prensa se rompió por completo luego de que el periodista Gabriel Anello asegurara que Ezequiel Lavezzi "fumaba porros" en la concentración, situación que molestó de sobremodo al plantel. 

La recordada conferencia de prensa del plantel argentino.

Durante una improvisada mini rueda de prensa, Messi, acompañado por todos el aquel entonces técnico de la Selección, Edgardo Bauza y el ex titular del Comité de Regularización, Armando Pérez, informó: "Les comunicamos que no hablaremos más con la prensa, porque en los últimos días recibimos muchas acusaciones y mucha falta de respeto hacia nuestras personas".



"Sabemos que muchos de Ustedes (por los periodistas) no tienen la culpa, pero todo se puede soportar menos que se metan con la vida personal. Por eso, preferimos hablar antes de emitir un comunicado, pero no vamos a hablar más con la prensa", añadió Messi.

Tras la acusación sobre su persona, Lavezzi inició acciones legales contra el periodista para que ratifique o rectifique sus dichos.