Menu Big Bang! News
Deportes De usar las manos a jugar con los pies

El fútbol nació como remedio a la masturbación

Según un libro escrito por un periodista inglés, en sus orígenes lo consideraban una cura para los onanistas obsesivos. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Quizá fue el secreto mejor guardado del fútbol. O de los orígenes del deporte que convoca multitudes. Según publicó el escritor y periodista británico David Winner en su libro “Those Feet: A Sensual History of English Football”, el fútbol nació como remedio contra la masturbación. Fue en 1848, con el «Reglamento de Cambridge», cuando se oficializaron las primeras normas, muchas de ellas compartidas con el rugby, como poder coger el balón con la mano. “Por eso, en la mañana del 26 de octubre de 1863, en la taberna londinense «Freemasons’s», tuvo lugar el nacimiento de la FA (The Football Association), el máximo organismo del deporte rey en Inglaterra, cuyo primer objetivo fue separar el fútbol del rugby.Ese mismo día se aprobaron las primera catorce reglas del fútbol moderno”, según publica el diario ABC de Madrid. Lo que para algunos no parece estar tan claro es el por qué el fútbol contemporáneo nació en Inglaterra y no en otro lugar, aunque si hacemos caso a David Winner, autor de «Brilliant Orange», el motivo no fue otro que un remedio contra la masturbación.
La sociedad victoriana de aquella época era muy estricta en cuanto al onanismo, por el carácter perverso del mismo para el desarrollo del ser humano o por su posible evolución hacia la homosexualidad. Así de retrógrados eran los pensamientos de entonces. De hecho, en la prestigiosa «Uppingham School», un alumno era expulsado si se lo sorprendía masturbándose. De este modo, con el fin de evitar que los imberbes estudiantes cayeran en la tentación de lo que popularmente se conoce como «hacerse una paja», se puso el acento en la práctica del deporte. Éste sería un elemento básico de distracción contra el autoplacer, de liberación de hormonas y de proclamación de masculinidad.