Menu Big Bang! News
Deportes Escándalo

El vicepresidente de Central pide que se juegue de nuevo el partido con Boca

Luciano Cefaratti propuso que se vuelva a jugar la final de la Copa Argentina, debido a los errores de Ceballos. La AFA anunció que lo suspendió hasta nuevo aviso.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El vicepresidente de Rosario Central Luciano Cefaratti propuso hoy "que se vuelva a jugar" la final de la Copa Argentina ante Boca y reclamó que el árbitro Diego Ceballos "sea separado del referato".

"Lo más lógico es que este partido se vuelva a jugar porque es una vergüenza. Creo que es un pedido de todo el fútbol argentino", dijo Cefaratti por radio La Red.

Cefaratti pidió que Ceballos "sea separado del referato" y que "a partir de ahora la conducción de AFA tome una medida que le devuelva la dignidad a Rosario". 

El vicepresidente de Central fue a increpar a Segura durante el partido.

El pedido tuvo una respuesta casi inmediata. El presidente de la AFA, Luis Segura, suspendió hoy "por tiempo indeterminado" al árbitro Ceballos y al asistente Marcelo Aumente.

"El presidente de la Asociación del Futbol Argentino, señor Luis Segura ha decidido interrumpir por tiempo indeterminado las prestaciones profesionales del arbitro señor Diego Ceballos y el arbitro asistente, señor Marcelo Aumente", informó la AFA en un comunicado de prensa.

Cefaratti reconoció en diálogo con TyC Sports que tras el partido ingresó al palco de Segura para expresarle su disgusto por el desempeño del juez, aunque no quiso circunscribir su malestar al retiro del voto, al considerar la gravedad del caso como "mucho más profunda".

"Sería superficial reducirlo sólo a eso, lo que pasó anoche debe hacernos replantear muchas cosas, la AFA tiene la posibilidad de decir basta con un fallo inédito que cambie el fútbol: el partido se tiene que volver a jugar", postuló.

"¿Qué sentido tiene mantener un plantel y una estructura de trabajo durante todo un año en una competencia si en el último escalón bajan a un equipo de esta forma?", cuestionó Cefaratti.

“Las camisetas valen de distintas manera -comparó-. El partido lo rompió el árbitro, fueron errores demasiado groseros. A partir del penal cambió todo y Central perdió el campeonato. Es inaceptable".