Menu Big Bang! News
Deportes multados

Eliminatorias: FIFA sancionó a Argentina por cánticos homofóbicos

La AFA deberá pagar casi 20 mil dólares. También fueron sancionados Chile, que recibió el castigo más severo, México, Perú y Uruguay. El cargo es “comportamiento antideportivo”.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La FIFA decidió sancionar los cantos homofóbicos y discriminatorios en los estadios de fútbol apuntando donde más les duele a las asociaciones: el bolsillo. Aunque las sumas son consideradas exiguas por muchos, es un comienzo y una señal.

Los castigados con unos miles de dólares son las asociaciones de Chile, Argentina, México, Perú y Uruguay. El cargo es el “comportamiento antideportivo” mostrado por parte de los aficionados durante los partidos de clasificación al Mundial de Rusia 2018.

Argentina deberá pagar casi 20 mil dólares por cánticos homofóbicos.

La Federación de Fútbol de Chile fue la castigada con la multa más severa, ya que deberá pagar unos 69.500 dólares por cuatro casos distintos de cantos homofóbicos registrados en sus estadios. Para las asociaciones de Argentina, México, Perú y Uruguay, la multa será de alrededor de 19.857 dólares por un caso cada uno.

La hinchada chilena cometió cuatro infracciones: pagará casi 70 mil dólares.

Las sanciones se producen a partir de informes e investigaciones posteriores del sistema de vigilancia antidiscriminación de la FIFA, que llevaron al organismo a abrir procesos disciplinarios por los cantos "insultantes y discriminatorios" de los fanáticos en los estadios. Siendo más específicos, en todos los casos fueron homofóbicos.

"Gracias al nuevo sistema de vigilancia amplia usado en las eliminatorias al Mundial, el comité disciplinario cuenta con apoyos adicionales como los informes detallados elaborados por observadores antidiscriminación", señaló Claudio Sulser, director del comité disciplinario de la FIFA.

FIFA estrena sistema de vigilancia antidiscriminatorio.

La FIFA anunció en mayo de 2015 la aplicación de este nuevo sistema de vigilancia contra la discriminación, mediante el cual se despliegan observadores en aquellos partidos que han sido identificados como de alto riesgo para que informen sobre lo que ocurra durante el juego y aporten evidencias que permitan sustentar las sanciones que sean acordadas.