Menu Big Bang! News
Deportes Hinchas del Espanyol

Guerra contra Piqué: insultos a Shakira y cargadas con Antonio De La Rúa

Luego del clima hostil que se había generado en los partidos anteriores, el público del rival del Barcelona recibió al defensor con una bandera que hacía referencia a la ex pareja de Shakira. A ella la insultaron con banderas. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La polémica entre Barcelona y Espanyol sumó un nuevo capítulo. Luego de los roces que se generaron tanto en el partido de La Liga como en la ida de los octavos de final de la Copa del Rey, los hinchas del conjunto de Constantin Galca recibieron a Gerard Piqué con una provocadora bandera en la que hacían referencia a la ex pareja de Shakira, el argentino Antonio De La Rúa. Goal recuerda que la frase elegida es similar a la había utilizado el defensor en medio de los festejos por el Triplete. 

En la otra cabecera, en tanto, los hinchas periquitos también le pegaron a la esposa del marcador central, la cantante colombiana. En ese caso, la bandera fue “Shakira es de todos”. Otro de los hinchas lo esperó (en vano, porque no jugó de titular) con una cabeza de cerdo para arrojarle.
 
En la otra cabecera los hinchas le dedicaron una bandera a Shakira. 

La guerra 

La “guerra” entre la afición del Espanyol y Gerard Piqué se produjo después de que el jugador declaró contra los hinchas del clásico rival después del partido de ida de Copa del Rey. En pleno partido, la barra del rival atacó tanto a la esposa como al hijo de Piqué, Milan. Cantaron “Shakira es una puta” y “Milan muérete”. El defensor respondió en su cuenta de twitter utilizando el slogan del club rival: “Nunca lo entendereis”.
 

En caliente, y después de terminado el partido de la semana pasada, Piqué declaró en pleno campo de juego respecto del intenso juego que practicó el Espanyol. Cuando le consultaron por los insultos, respondió: “Si son una maravillosa minoría, espero que llenen el campo”. 

 
 
Hoy continuó la guerra entre el marcador central y el clásico rival del Barcelona, el Espanyol.