Menu Big Bang! News
Deportes nostalgia futbolera

Hambre de gloria: los ídolos que regresaron para ser campeones

Son amados por los hinchas por su entrega y destreza con la pelota. Suelen emigrar a muy temprana edad para luego retornar al club y conseguir un título. El caso de Tevez no es el único: BigBang te muestra a otros que decidieron volver. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El regreso de Carlos Tevez al club de sus amores fue el empujón que necesitaba Rodolfo Arruabarrena, y sus dirigidos, para conseguir el tan anhelado título.

El “Apache” no sólo renunció a grandes sumas de dinero que le ofrecían distintos clubes para contratarlo, sino que volvió después de jugar la final contra el Barcelona de Messi por la Champions League y sin minutos de descanso a su favor.

El “Xeneize” volvió a sonreír con el retornó de uno de sus ídolos y consiguió coronarse por partida doble: Torneo Julio Humberto Grondona y la Copa Argentina.

La vuelta de Tevez con los títulos bajo el brazo no es el único caso en el fútbol argentino y BigBang muestra otros casos famosos:

Fernando Cavenaghi

El delantero que milita actualmente en el APOEL Nicosia FC de la Primera División de Chipre surgió de las inferiores de River Plate y a base de goles logró convertirse en uno de los ídolos de la institución.

El “Torito” regresó en lo que sería su segunda etapa en River, cuándo el club más lo necesitaba, para conseguir la vuelta a primera división. Con la cinta de capitán en el brazo, consiguió ascender al conjunto “Millonario”, convirtiéndose en el goleador del torneo con 19 goles en 38 partidos.

Su tercera etapa en River fue la más exitosa de su carrera, quizás no por su desempeño futbolístico, producto de varias lesiones, sino por los logros conseguidos. En el año 2014 obtuvo el trigesimoquinto título del club a nivel local, la Copa Campeonato de Primera División 2013/14 al vencer por a San Lorenzo y la Copa Sudamericana.

Para concluir su carrera llena de éxitos en la institución, Cavenaghi cumplió “el sueño” de levantar la Copa Libertadores de América y se mostró "orgulloso” de pertenecer al actual campeón.

Diego Milito

Uno de los emblemas más importantes de los últimos tiempos de Racing es sin duda Diego Milito. El “Príncipe” se desvinculó del Inter de Milán en Junio del 2014 para regresar al club que lo vio nacer y poder devolverle la gloria que alguna vez supo tener.

A poco tiempo de su regreso pudo gritar “campeón” en un torneo que lucho cara a cara contra River. El partido decisivo fue el enfrentamiento en Avellaneda, donde gracias a un gol en contra de Ramiro Funes Mori, los dirigidos por Diego Coca consiguieron alcanzar la punta para no perderla hasta el final.

"Racing es mi vida. Volví para esto", expresó Milito luego de alcanzar el campeonato con la “Academia” después de 13 años.

Leandro Romagnoli

El “Pipi” Romagnoli no es solamente uno de los grandes ídolos de San Lorenzo sino que también es el jugador que más títulos obtuvo en la historia del club azulgrana.

Desde su retorno al equipo en 2009, del que es fanático nada menos que el Papa Francisco, Romagnoli consiguió el Torneo Inicial en el 2013.

Pero la frutilla del postre y el deseo de todo hincha de San Lorenzo llegaría un año después. Dirigido por Edgardo Bauza y con la presencia de Marcelo Tinelli en la institución como vicepresidente, el mediocampista alzó la Copa Libertadores de América  la primera de la institución.  

Maximiliano Rodríguez

De una vasta trayectoria por el fútbol europeo y por el seleccionado argentino, el oriundo de Newell's Old Boys retornó a la institución rosarina luego de haber jugado en equipos como el Atlético de Madrid y el Liverpool.

Su regreso fue en el año 2012 y poco tiempo después pudo conseguir, de la mano del “Tata” Martino, el sexto título en la historia de la “Lepra”. Salió campeón del Torneo de primera División, Juana Azurduy, en 2013 con 38 puntos.

Juan Sebastián Verón

El actual presidente de Estudiantes de La Plata supo regalarle más de un título a la institución en su época de futbolista. En su retorno al club en el 2006, después de haber jugado en grandes equipos de Italia e Inglaterra, logró retornarle el prestigio al “Pincha”.

Ese mismo año venció a Boca, en el recordado desempate contra los dirigidos por Ricardo La Volpe, por 2 a 1 y coronó al equipo del “Cholo” Simeone como el campeón del torneo argentino.

Juan Sebastián Verón sufrió varias lesiones durante su regreso al fútbol argentino, pero eso no evitó que comandará al club “Pincharrata” a una nueva final de Copa Libertadores de América en el 2009.

Estudiantes venció en la final, como visitante, a Cruzeiro en Belo Horizonte por 2-1, tras igualar el partido de ida, 0 a 0, en el Estadio Ciudad de La Plata. La “Brujita” fue considerada por la Conmebol como el “mejor jugador de la final” y “mejor jugador de la Copa Libertadores”.