Menu Big Bang! News
Deportes Barbarie

Hartos de la violencia, dos futbolistas anunciaron su retiro

Más de 50 barras de Chacarita agredieron a jugadores, familiares, cuerpo técnico y chicos de las inferiores de Chicago en un partido de Futsal. Por el incidente, renunció un director técnico y dos de sus jugadores anunciaron que abandonan el fútbol “porque no quieren avalar a estos delincuentes”. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La barbarie se apoderó del fútbol. Otra vez. En esta ocasión fue en Futsal, en un partido entre Chacarita y Chicago que se jugó en el club Las Heras de Villa Ballester, donde el Funebrero juega de local. "Pudo haber sido una masacre", destacó el vicepresidente de Chicago, Rodolfo Block,en declaraciones a DyN. 50 barras, algunos de ellos encapuchados, ingresaron al campo de juego y les pegaron a todos los que tuvieran camiseta o alguna identificación con el Torito. No importó si eran jugadores, cuerpo técnico, familiares o chicos de octava división que estaban mirando el encuentro.

Los barras de Chaca arrasaron con todo a su paso. Robaron ropa, pertenencias y llegaron a mostrar armas de fuego. Las imágenes que circularon fueron las de Ariel Porta, delegado de Chicago, que terminó con un ojo cerrado y la cara marcada producto de la golpiza. “No nos mataron porque no quisieron”, declaró. Y no le falta verdad. 

El arquero de Chaca anunció que deja el club y se lamenta por la sucedido en su facebook.

El DT de Chacarita, Ariel Carta, anunció su renuncia como entrenador del Tricolor. Dos de los jugadores del plantel, Esteban “Pampa” Spampinato y el arquero Juan “Mono” Comeseña directamente resolvieron abandonar el fútbol por lo sucedido. “Me veo en la obligación de dejar de jugar a la pelota porque yo no soy así y no puedo avalar a estos delincuentes”, escribió Spampinato en su cuenta de Facebook; "Los que estuvieron ayer saben que nosotros hicimos lo que pudimos. Me quedo tranquilo que pude sacar a la madre de un jugador y a un nene de inferiores”.