Menu Big Bang! News
Deportes Solidaridad

La otra cara del drama: el fútbol se solidariza con los refugiados

Ricos y poderosos (y otros que no lo son tanto) pusieron su grano de arena para colaborar con los refugiados. El primero fue el socialista Saint Pauli, de la Segunda División alemana, pero también -en el otro extremo del mapa económico- el Real Madrid, el Bayer Munich, el Porto o el Chelsea. Incluso la selección alemana y la portuguesa se solidarizaron con los refugiados. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Las imágenes golpean hora tras hora: muerte, represión, dudas, desesperación. La crisis de los refugiados que intentan llegar a Europa no encuentra eco en los políticos de los países que debieran acogerlos. En Hungría y Macedonia, por caso, los reciben con gases lacrimógenos y gas pimienta. La foto del pequeño Aylan muerto en la costa de Turquía movió algunos cimientos, y los clubes de fútbol (muchos de ellos mega millonarios y poderosos) resolvieron acudir y brindar una ayuda ante esta realidad.

En su web, el Real Madrid anunció que donará un millón de euros para ayudar a los refugiados. 

El primer club que se pronunció y tomó acciones concretas no es ni millonario ni poderoso. Por el contrario, es un equipo de la Segunda División alemana. Se llama Saint Pauli y se caracteriza por su ideario socialista. En las tribunas hay banderas del Che y un cartel con una leyenda que es mucho más que eso: “No hay fútbol para los fascistas”. En abril de este año, mucho antes de que se difundiera la cruel foto del nene muerto y de que muchos insensibles se sensibilizaran, el club comenzó a recaudar fondos para brindar asistencia a “Seawatch”, una organización que asiste a los refugiados de la costa de Libia.

El “Marrón” de Alemania comenzó a reunir fondos para ayudar a los refugiados africanos en abril. 

En el otro extremo del mapa económico alemán se encuentra el Bayer Munich, el club más rico y poderoso del país, y uno de los top de Europa. El equipo dirigido por el español Pep Guardiola anunció que abrirá un campamento para los refugiados donde les brindará hospedaje, clases de alemán y alimentos e incluso les permitirá entrenarse. Además donará un millón de euros para proyectos benéficos que involucren a los refugiados. De manera simbólica, los jugadores del primer equipo entrarán al césped del Allianz Arena con un niño alemán de una mano y un joven refugiado de la otra, en el próximo partido del campeonato, el 12 de septiembre ante el Augsburgo.

El Bayer Munich anunció que abrirá un campamento para refugiados donde brindará hospedaje. 

La selección alemana también tuvo su manifestación. Es que varios de sus inmigrantes son hijos de la inmigración. Publicaron un video en el que se observa a Jerome Boateng (de origen ghanés), Ilkay Gündogan y Mesut Özil (ambos de origen turco), pero también Bastian Schweinsteiger (capitán del equipo ) y Toni Kroos. Cada uno muestra un cartel escrito a mano que describe el anhelo por “la buena disposición, el respeto, la integración, la apertura y el fair play” (término futbolístico que refiere al juego limpio y leal). Al finalizar cada frase, giran las pancartas y en todas se puede leer “contra la violencia y la xenofobia”.

Antes del partido con Francia por Eliminatarios para la Copa UEFA, la selección portuguesa, con su capitán Cristiano Ronaldo a la cabeza, guardó un minuto de silencio por las víctimas. Jugadores y cuerpo técnico se abrazaron en un círculo en el medio  del estadio Coimbra da Mota en Estoril. “La brutalidad de la situación y las imágenes que vemos no dejan al grupo indiferente”, indicó la Federación Portuguesa de Fútbol en un comunicado.


El Real Madrid -el club más poderoso del mundo- decidió donar un millón de euros. En la web oficial emitió un comunicado para informarlo: "El club ha tomado esta decisión con el objetivo de apoyar a los hombres, mujeres y niños que se han visto obligados a abandonar sus hogares para huir de la guerra y de la muerte”.

Mientras tanto, el Celtic escocés donará todo lo recaudado del amistoso frente al Dunfermline y el Porto portugués envió una carta a la UEFA para que cada equipo que participa de la Champions League done un euro por entrada para los refugiados.