Menu Big Bang! News
Deportes camino al 2018

Lesiones, poco fútbol y silbidos, el cóctel explosivo del debut

Sin Agüero ni Messi, con problemas para generar juego y una hinchada que perdió la paciencia, la Selección tuvo un partido para el olvido en el primer partido con vistas al Mundial ruso.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La Selección comenzó con el pie izquierdo la fase de Eliminatorias rumbo a Rusia 2018. Desde la final perdida frente a Chile en la Copa América, sigue sumando decepciones.

En la próxima fecha, la Argentina visitará a Paraguay.

A la lesión que arrastra Lionel Messi, que lo dejó afuera de la convocatoria de Martino por una rotura del ligamento colateral interno, se le suma la de Sergio Agüero.

El “Kun” salió de la cancha a los 18 minutos del primer tiempo tras sufrir un tirón en el isquiotibial izquierdo en un cruce con el jugador ecuatoriano, Ayoví.

El ex jugador de Independiente no llegó al 100% en su físico pero aun así el DT de la selección decidió incluirlo en el once inicial.

En su lugar ingresó Carlos Tevez y los primeros rumores que circulan es que el delantero del Manchester City sufrió un desgarro.

Agüero sintió una molestia física y tuvo que ser reemplazado.

Durante el partido,la Selección no pudo conseguir un rol protagónico y, por primera vez en Eliminatorias, fue derrotado por Ecuador.

A las lesiones de sus dos mejores jugadores, se le suma el poco juego que demostró el equipo, dejando preocupado a más de uno.

A pocos minutos del final, llegaron los dos goles de Ecuador, convertidos por Erazo y Caicedo.

Ecuador le cerró los caminos, no le dio espacios, pero lo más preocupante fue que el equipo dirigido por Gerardo Martino no encontró una solución para el dilema que le propusieron.

Al finalizar el partido y con el resultado en contra, el plantel albicelete se retiró del estadio envuelto en silbidos y reproches por parte de la gente. La peor parte se la llevó el “Tata” por la catarata de insultos que recibió en el camino al túnel.

Martino asumió en el cargo el 14 de agosto del 2014.

La paciencia se empieza a agotar; el subcampeón del mundo y de América deberá demostrar que puede revertir esta situación y comenzar a planear cómo tapar las ausencias de Agüero y Messi.