Menu Big Bang! News
Deportes La pelea por el sillón de Grondona

Los enemigos de Tinelli en la AFA

Más allá del apoyo de Scioli, Macri y Massa para que sea el máximo hombre del fútbol argentino, algunos dirigentes no avalan su posible candidatura. Mirá quiénes son sus aliados y sus contrincantes. La traba legal que lo preocupa más que el rating.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Desde que murió Julio Grondona, el 30 de julio de 2014, el nombre de Marcelo Tinelli genera sensaciones encontradas en la sede de calle Viamonte 1366 para suceder al Jefe que perduró por casi 35 años. Durante esta semana, el mundo futbolístico habló de la postulación del vicepresidente de San Lorenzo para suceder a Don Julio.   
Las decisiones de la mesa chica, en las que la única y última palabra la tenía el fallecido mandamás, pasaron a ser discutidas y más democráticas. Dos frentes encontrados. El grondonismo, algo debilitado, en manos de la vieja guardia, y “el cambio”, que viene con un Tinelli que busca consenso para que lo habiliten a ser candidato.

Con Julito Grondona se reunió hace unos días. 

Los oponentes

"Si las condiciones reglamentarias las permiten, por qué no aprobar que Tinelli sea candidato a presidente de la AFA. Si está habilitado para participar, que participe. Evidentemente tiene capacidad, pero voy a competir”, declaró Luis Segura ante la prensa, al salir de la última reunión del Comité ejecutivo. 
Si bien el presidente de AFA quiere competir, otros dirigentes que no han hecho pública su intención, lo utilizan como estrategia ante un Tinelli que tiene un plan sólido, que genera respeto en el seno del poder dirigencial, pero que quieren esperar para enfrentarlo. 
José Luis Meiszner podría ser una alternativa, ex mano de derecha de Don Julio, y conocedor de su manera de actuar. Armando Pérez, presidente de Belgrano de Córdoba, quien ya ha manifestado su intención de ordenar la entidad, logró un equilibrio institucional, ejemplo en los clubes del interior. Alejandro Marón, presidente de Lanús, cercano a Grondona, dicen que fue su alumno ejemplar.
En las últimas semanas, el propio mandamás de Belgrano y el de Lanús, han tenido un acercamiento con otros equipos del interior, como Unión, Colón, Newell´s, Rosario Central, Rafaela y Godoy Cruz, con la idea de formar un frente que no los deje afuera de las decisiones de los grandes. Tanto Pérez como Marón buscan consenso por separado y sondean su peso para ver si pueden ser candidatos.  

El último deseo

El último deseo de Don Julio antes de morir fue la conformación de un certamen de 30 equipos, más federal y participativo. En la reunión en la que propuso el torneo, ningún dirigente se opuso a su decisión. Todos dieron el sí. El famoso: “Sí, Julio”, moneda corriente en esos tiempos. Tras su partida física, los dirigentes de los clubes grandes, empezaron a discutir el formato de disputa y la cantidad participantes, según ellos, “rozando el disparate”.
Luis Segura, elegido por sus pares como la transición hasta las nuevas elecciones en octubre de este año, logró quebrar la decisión de los “grandes” de bajar el torneo. Tinelli, en noviembre del año pasado, pasó sin éxito la primera prueba piloto para implementar los primeros cambios. 
Si bien el conductor televisivo trabaja como asesor de la AFA, llevando adelante el departamento de marketing desde septiembre de 2014 y modernizando de un modo óptimo su imagen, no bajó los brazos en su deseo de poder ser candidato a presidente.  
El nuevo campeonato se está jugando desde febrero y por un corto tiempo calmó las aguas. La salida de Jorge Capitanich como jefe de gabinete del Gobierno, apuntaló al productor televisivo a volver a la carga. Primero, forjando una reunión con Máximo Kirchner, en Olivos, hace un par de meses. Y por otro, cuando Matías Lammens, presidente de San Lorenzo, íntimo socio azulgrana y comandante de las decisiones de Tinelli, fue el que lanzó en Radio Mitre, en abril, el deseo de ver al vicepresidente de San Lorenzo como máximo dirigente del fútbol argentino. 

Con Lammens y Fernando Espinoza, nombrado vice de las juveniles de San Lorenzo.

La traba legal

El impedimento legal de los cuatro años de experiencia que exige el estatuto, es la traba principal. Tinelli argumenta que se le debe computar el año que trabajó en San Lorenzo, durante la gestión de Rafael Savino como director del departamento de marketing en 2008. “A mí me encantaría participar en el próximo proceso eleccionario. Yo tengo de parte de abogados míos y juristas importantes de la Argentina que no hay que hacer ningún cambio en el reglamento, que me habilita perfectamente. Solamente acá hay una opinión del abogado de AFA, que dice que no estoy habilitado”, declaró Marcelo Tinelli días pasados. “Te están chicaneando para que no seas presidente de la AFA”, le dijo Massa.

 
El impedimento legal que tiene Tinelli: el estatuto de AFA.

Tal vez el abogado de AFA, Mario Schmoismann, sea el mayor contrincante de Tinelli para lograr el primer paso. No le reconoce ese año. "La modificación (del reglamento), según dice el propio estatuto de la AFA, tiene que darse con una mayoría de las cuatro quintas partes, es decir, con el 80 por ciento de los votos. Y (Tinelli) no tiene ni 8 votos", argumentó Aníbal Fernández, jefe de gabinete nacional y presidente de Quilmes en licencia. 
El trabajo de Tinelli para ser habilitado es incansable, público por momentos, como cuando los candidatos a presidente (Daniel Scioli y Sergio Massa) apoyaron su candidatura en el debut de su programa Showmatch, pero a la vez lo hace en silencio. 

Aliados

La elección a presidente de AFA, una vez conformados los candidatos, lo definirán en la Asamblea Ordinaria con 75 equipos que votan. Los 30 equipos de Primera y 45 entre el ascenso, Consejo Federal, ligas del interior. En el caso de Tinelli, lo concreto es que ha logrado el consenso de algunos clubes, pero aún no le alcanza para reformar el artículo 50 del reglamento general. La única alternativa para competir, proponer su reforma, consiguiendo el apoyo de 35 dirigentes, sobre 44, integrantes del Comité ejecutivo.
River, Boca, Estudiantes (a medias), San Lorenzo, Temperley, lo apoyan. Banfield, con Eduardo Spinosa, presidente de Banfield y tesorero de AFA, y Julio Grondona (h), con quien Tinelli se sacó una foto en las últimas horas, son hoy sus socios más cercanos. Pero a la vez, los clubes del ascenso, con Daniel “Chiqui” Tapia (yerno de Hugo Moyano y presidente de Barracas Central) no han sido seducidos por el hombre que no le gusta perder a nada. Racing e Independiente, caminan por la intransigencia.   

Con Verón tiene buena relación, pero el presidente de Estudiantes no lo apoyaría.

El tiempo corre y octubre está cerca. Las negociaciones serán una constante. Nadie muestras sus cartas, y todos cuidan su lugar. El que corre es Tinelli, a lo Forrest Gump, como lo hizo en la apertura de su programa, buscando ser habilitado y tejiendo poder para ser candidato.