Menu Big Bang! News
Deportes El Globo festejó

Los errores de Gallardo que sellaron la derrota de River en la Copa

El DT millonario se arriesgó y planteó un esquema nuevo. Con una línea de 3 improvisada y sin ensayo previo, el muñeco se la jugó “a todo o nada”. Ahora sólo le queda prepararse para disputar el Mundial de Clubes en Japón.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

River quería defender el título y pasar la semifinal para quedarse nuevamente con la Copa Sudamericana. Pero los errores de Marcelo Gallardo a la hora de plantear el esquema terminaron derrumbando las esperanzas millonarias. A estas equivocaciones se le sumó que en frente tenía nada y nada menos que a Huracán, un sólido equipo que iba a hacer “lo que sea” para llegar por primera vez en su historia a la final de esta competición internacional.

Luis González entró en el segundo tiempo y fue determinante para empatar el partido. Igualmente no alcanzó.

El “Muñeco” no tuvo su mejor noche contra el “Quemero” en Parque Patricios. River viajó al Estadio Tomás Adolfo Ducó con la esperanza de dar vuelta el resultado adverso que cosechó en el Monumental por la ida de la semifinal de la Copa Sudamericana (perdió contra el “Globo” por 1 a 0). Con el objetivo de conseguir el pase a la final, el DT millonario “perdió la cabeza”: regaló todo el primer tiempo por plantear un esquema inusual.

Martínez entró en el segundo tiempo pero no sirvió para revertir el resultado.

El DT de Núñez, que no confirmó el equipo hasta minutos antes del comienzo del encuentro, sorprendió a todos con una extraña e improvisada formación: Puso línea de 3 en el fondo (Gabriel Mercado, Jonathan Maidana y Éder Balanta) cuando River está acostumbrado a jugar con 4 defensores. A esto le sumo la incorporación de dos “laterales-volantes” (Milton Casco y Leonel Vangioni) para contener a Huracán por los costados, pero estos dos jugadores no tuvieron su mejor partido y no supieron defender ni atacar.

Mirá un resumen del partido:

Además la defensa riverplatense, que según confirmó Hernán Castillo, periodista que cubre al club desde 1997, “no había ensayado este esquema previamente”, tuvo una noche negra: tuvieron muchos errores, los goles del “globo” llegaron por dos pelotazos y Ramón Ábila los volvió locos.

A esto se le suma el desconcierto de Marcelo Brovero, que debido a la línea de tres se vio obligado a salir de los tres palos y con los pies generó más dudas que certezas.  

Los errores del arquero:

En el segundo tiempo el “Muñeco” se dio cuenta de que su esquema “no servía”. Con un 2 a 0 abajo (goles de Patricio Toranzo y Abila) sacó a Vangioni (que venía de sufrir un desgarro en el gemelo izquierdo) y Casco (que todavía no pudo adaptarse al club) y puso a Pity Martínez y Camilo Mayada. 

Con éstas modificaciones el equipo de Núñez cambió, tuvo más llegada al área contraria y convirtió 2 goles (Rodrigo Mora) para cosechar el 2 a 2 final, que no le sirvió para clasificarse a la final de la Copa. 

De la angustia al enojo

Luego del partido, el DT millonario habló con la prensa y se mostró triste por el resultado: “Nos corregimos en el segundo tiempo. Más allá de lo cortado que ellos hicieron el partido, se vio una muy buena reacción. Era lo que esperábamos. Me voy con una sensación de bronca, pero al mismo tiempo de satisfacción porque nos sentimos que podemos recuperar algunas cosas como se hizo en el complemento”.

Gallardo indignado: “Si jugábamos 10 minutos más, ganábamos”.

También apuntó contra el árbitro brasileño Sandro Ricci: “Debemos valorar a los árbitros nuestros que tanto son castigados. Los 4 minutos que adicionó el árbitro fue el tiempo que estuvo el arquero de ellos tirado, después hubo cuatro o cinco veces más que se paró el partido. Valoro a los árbitros nuestros que a comparación de algunos que vienen de afuera me parece que están por encima en su nivel”.

La roja a Carlos Sánchez

El mediocampista fue expulsado minutos antes del final del encuentro por pegarle una cachetada a un alcanza pelotas que retenía el balón para “hacer tiempo”. Esta errada decisión le puede costar muy cara: podría perderse el debút en el Mundial de Clubes.

Por esto lo expulsaron a Sánchez: