Menu Big Bang! News
Deportes EL JUEGO DE ARGENTINA

Martino sincero: "Pretender una mejora física es imposible"

La Selección tiene casi el mismo plantel que fue segundo en el Mundial 2014, pero no brilla ni seduce al hincha. El entrenador admitió que el mal estado físico está influyendo en el rendimiento futbolístico. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Los últimos minutos del partido ante Jamaica, el rival más débil de la Copa América, mostraron una actuación pobre, y que deja muchas dudas de cara a la segunda fase del torneo.

¿Está cansado el equipo? ¿Por qué Martino no logra hacer brillar un plantel talentoso y millonario?

“Tuvimos una merma física en el segundo tiempo. Hemos sentido el desgaste de los tres partidos. Largos buenos momentos en esta Copa, con dos duelos intensos ante Paraguay y Uruguay. Los seis días que tenemos de descanso servirán para llegar bien al partido de cuartos de final”, sentenció Gerardo Martino luego del triunfo ante Jamaica.  

Los últimos 20 minutos de los tres partidos mostraron una merma física importante. La mayoría de los jugadores juegan en Europa, época en la que terminan las competencias en sus clubes.

Desde el punto de vista táctico, el entrenador intenta sostener una idea de jugar por abajo, con juego asociado, con Javier Pastore como enganche, para asistir a Lionel Messi, Ángel Di María, Sergio Agüero (los habituales tres puntas), o a Carlos Tevez y Gonzalo Higuaín cuando ingresan.

Argentina no pudo golear a la débil Jamaica

El estilo ideal del Tata aparece de a ratos, pero con menos explosión y ritmo. El rendimiento fue de mayor a menor. Contra Paraguay arrancó bien con un 2 a 0 que parecía ilusionar a muchos. En el complemento todo fue distinto. Errores defensivos llevaron a igualar un partido que estaba definido.

“Nos faltó velocidad, perdimos muchas pelotas, no estuvimos precisos. Pretender una mejora física a esta altura del año es imposible. Se podría disimular con una mejora desde lo futbolístico”, agregó el entrenador. 

Contra Uruguay volvió a sostener un buen primer tiempo, no recibió goles, el juego se friccionó por estilo uruguayo, pero no pudo brillar.

Frente a Jamaica no apareció la reacción futbolística que se esperaba ante un rival que mostró debilidades técnicas, y que hasta llegó a complicar con poco, a un equipo cansado, sin velocidad y con poco ánimo para sentenciar un partido en el que no pudo marcar la diferencia lógica que existe entre ambos.

Lionel Messi no es el mismo que terminó ganando el triplete de títulos con el Barsa, al igual que Ángel Di María y Carlos Tevez, que no pueden engranar en el ese juego que aparece de a ratos, lejos de los mejores momentos de la era Sabella en el Mundial.

La segunda fase no dará respiro y el que se equivoca marcha de vuelta. El seleccionado de Martino está en deuda con el rendimiento de un equipo que en los papeles sigue siendo candidato a ganar la Copa.