Menu Big Bang! News
Deportes España

Mascherano, en problemas: lo condenaron por evasión fiscal

El mediocampista de Barcelona y la Selección llegó a un pacto por el que aceptaría la pena por el fraude fiscal de 1,5 millones de euros en 2011 y 2012. Buscará cambiar la condena por una multa económica.
 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Javier Mascherano se presentó hoy ante la Audiencia de Barcelona en un juicio de conformidad para aceptar un año de cárcel por un fraude fiscal de 1,5 millones de euros por los ingresos de sus derechos de imagen que cometió durante los años 2011 y 2012. El mediocampista de Barcelona pidió que le cambien la pena por una multa de 21.600 euros.

Mascherano aceptó hoy una condena de un año de cárcel por defraudar a la Hacienda española.

Según informó Goal.com al jugador del Barcelona también se le impuso una multa de $816.000 euros por haber abonado anteriormente la cantidad que adeudaba a la Hacienda Pública tras haber reconocido los dos delitos fiscales de los que se le acusaba.

El jugador escucha atentamente la decisión de la Hacienda.

Tras confirmarse este trato entre el jugador, la Fiscalía y el grupo de abogados del Estado, el presidente del Tribunal tendrá que decidir si suspende la pena de cárcel y la cambia por una nueva multa de $21.600 euros.

Luego de hacerse conocida esta nueva decisión de la Hacienda, el mediocampista de la Selección Argentina utilizó sus redes sociales para decargarse: “Por medio de la presente quiero aclarar algunas cuestiones ligadas a las últimas noticias sobre mi persona. En el día de hoy he llegado a un acuerdo con Hacienda de España, con sentencia firme y aprobación de todas las partes. Así, una vez resuelta la parte legal y con la tranquilidad de tener regularizada mi situación fiscal, quiero hacer un breve descargo”.

Mascherano en problemas.

Y agregó: “Tras acordar mi llegada al Fútbol Club Barcelona, contraté a un prestigioso Estudio Fiscal Español, con profesionales de renombre y excelente reputación. De acuerdo a mi situación, ellos me recomendaron determinadas estructuras, todas dentro del marco legal, notificándome siempre que eran procedimientos habituales, transparentes y aceptados por la ley. Fui asesorado por dichos profesionales desde el año 2010 hasta el 2014, cuando decidí cambiar de Estudio ante el proceso que se había iniciado en mi contra y con evidencias de que mi problema era ya no potencial sino una realidad. Mis nuevos asesores me recomendaron pagar los impuestos reclamados por Hacienda, presentando lo que se llaman ‘rectificaciones’ sobre todos los ejercicios fiscales. Ahora, finalmente y luego de una amarga espera, llega este acuerdo, que me devuelve la tranquilidad de tener mis obligaciones al día”.

El jugador de Barcelona le pidió a la Audiencia de Barcelona que le suspenda la pena de prisión.

Para finalizar expresó: “Soy un deportista profesional, no tengo grandes conocimientos de cuestiones impositivas ni legales. Por lo tanto, debo apoyarme en gente que si maneja estos temas técnicos y, para mi, complejos. Durante toda mi carrera fui una persona honesta y responsable, respetando a mis compañeros, a los clubes que representé y a los países donde me tocó vivir. Esta situación que me toca atravesar la tomo como una experiencia más, de la que salgo fortalecido y muy tranquilo por el hecho de saberme nuevamente en regla. Me reservo la posibilidad de accionar contra aquellos que me asesoraron mal recomendándome algo que no era correcto”.

El objetivo de Mascherano es que le cambien la pena por una multa económica.