Menu Big Bang! News
Deportes Caso único

Mitchell, el niño que come cáscara de sandía mientras mira cricket

A diferencia de la gran mayoría de lo chicos, éste pequeño no hace escándalos a la hora de comer frutas: es tan fanático de los alimentos sanos que fue a la cancha a ver un partido de cricket, se llevó una sandía de la casa y terminó siendo el protagonista de la tarde por su particular manera de comerla. Increíbles imágenes.  

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

En el mundo pasan cosas extrañas, pero nunca se pensó que algo podía llegar tan lejos. Es que un niño australiano fue a ver un partido de cricket y terminó siendo el protagonista del encuentro luego de cometer un hecho insólito: se comió una sandía entera pero a la fruta no le sacó la cáscara. Estas increíbles imágenes se terminaron viralizando por las redes sociales y el pequeño se hizo famoso.

El pequeño que se hizo famoso por comerse una sandía entera con cáscara.

El protagonista de esta historia se llama Mitchell Schibeci, tiene 10 años y vive en Australia. A pesar de que nunca buscó la fama, el se terminó haciendo conocido en el mundo entero gracias a su particular manera de alimentarse.

Una particular manera de comer la fruta.

Mitchell es fanático del cricket, por eso el 2 de enero viajó a Melbourne (ciudad australiana) para ver el encuentro entre “Stars” y “Renegades”, y a diferencia de todos los chicos de su edad que se alimentan de “comida chatarra” en la cancha, él optó por una “vianda saludable”: se llevó de la casa una sandía gigante.

Mirá cómo come la sandía:


Pero éste hecho terminó llamando la atención del público presente por un “pequeño detalle”: las cámaras del estadio dejaron de filmar el partido y pusieron especial foco en Mitchell, quien se estaba devorando la sandía, con cáscara incluida, mientras miraba el encuentro

Los relatores del encuentro no podían creer lo que estaban mirando: “Esto es increíble, se está comiendo la cáscara”, comentaron entre risas.

El pequeño más sano del mundo:

Los espectadores dejaron de mirar el partido y se centralizaron en la pantalla, que mostraba cómo el joven australiano comía la fruta. Cuando se dio cuenta que lo estaban filmando, se rió del hecho y levantó la sandía como si fuera un trofeo.

Los medios de comunicación australianos mostraron las imágenes y el niño se hizo famoso en el país.

Pero el joven no sólo se hizo conocido en la cancha, estas imágenes se viralizaron por las redes sociales, generando que la gente le ponga un nuevo apodo: a partir de ahora Mitchell es conocido en todo el mundo como “el niño sandía”

Los beneficio de la cáscara de sandía

Parece que éste joven es sabio y además de hacer reír a la gente, le enseñó que la cáscara de ésta fruta tiene muchos beneficios para el cuerpo humano

Según publicó el sitio especializado en vida sana, Livestrong.com, la cáscara de sandía tiene:

  • vitamina c y vitamina B6 (ayuda a la piel y a evitar enfermedades)
  • contiene citrulina, un compuesto que tiene efectos antioxidantes, ayuda al corazón, el sistema circulatorio y el sistema inmune
  • Además los médicos también aseguran que éste alimento puede relajar los vasos sanguíneos y ésto ayuda en el tratamiento de la disfunción eréctil.