Menu Big Bang! News
Deportes fútbol y violencia

Newell's-Central enciende las alarmas y activa un megaoperativo

Después de tres partidos veraniegos que se convirtieron en batallas campales, las autoridades prevén un despliegue de casi mil efectivos. Protegerán hasta la casa de la abuela de Maxi Rodríguez.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El semáforo está en amarillo, listo para pasar al rojo. Este domingo a las 17 Rosario Central recibirá a Newell’s, en uno de los partidos de altísimo riesgo que entrega el fútbol argentino.

Pierna fuerte asegurada.

Como suele suceder, los propios protagonistas calientan los días previos hablando de “una final” o “un partido de vida o muerte”.

Con estos antecedentes -más las batallas libradas en el verano- se diagrama un megaoperativo para contener (o minimizar) la violencia.

cumbre de presidentes

Nada menos que en la sede local de la Gobernación fue la reunión de esta mañana entre las máximas autoridades de los clubes (Raúl Broglia por Central y Jorge Riccobelli por Newell’s) y los funcionarios provinciales a cargo de la seguridad, informó La Capital.

La reunión previa al partido. (Foto: La Capital).

"El domingo el operativo comienza a las 8 de la mañana con 700 efectivos para el estadio y zonas de adyacencia, otros 200 policías más para el traslado de los planteles y la dirigencia del club Newell's", detalló el subsecretario de Coordinación de Políticas Preventivas, Fernando Peverengo.

El despliegue incluirá al estadio de los visitantes, locales de venta de venta de indumentaria deportiva y hasta la casa de la abuela de Maxi Rodríguez, que al menos dos veces sufrió atentados con proyectiles y la leyenda "el clásico o balas".

La familia de Maxi Rodríguez está en peligro.

la batalla de mendoza

Ayer Independiente Rivadavia y Godoy Cruz jugaron por la Copa Vendimia, que volvía a disputarse después de 35 años.

Después de un partido que los de Primera ganaron con gol de Fernando Garro, hubo graves incidentes en el Estadio Malvinas Argentinas.

“Los hinchas de Independiente comenzaron a romper las butacas y tirarlas al campo de juego y a la policía que intentaba contener” la situación, contó el sitió Goal.

Los problemas siguieron en las afueras de la cancha, con balas de goma y gases.

superclásico politizado

La violencia del fútbol veraniego llegó a ser un tema de Estado: el 28 de enero, el Ministerio de Seguridad criticó a Daniel Díaz y Daniel Osvaldo por su “evidente y manifiesta incitación a la violencia" después del encuentro que ganó River en Mar del Plata.

El partido terminó con cinco expulsados y la exigencia gubernamental a la AFA de informar “fehacientemente de las sanciones que vuestro Tribunal de Disciplina hubiese dispuesto con relación a los hechos referidos".

También se habló, en forma inédita, de "las consecuencias penales que los hechos protagonizados por los jugadores Díaz y Osvaldo podrían acarrear".

guerra platense

Pero eso no fue todo: el último domingo de enero, el clásico de La Plata derivó en una batalla campal entre los futbolistas y la suspensión del partido.

Al arquero de Estudiantes, Mariano Andújar le dieron puntapiés cuando estaba desprotegido y caído sobre el césped. La imagen de Franco Niell, uno de sus rivales, intentando parar la golpiza, recorrió todo el país.

Fue tal la magnitud del escándalo, que el presidente Juan Sebastián Verón pidió que sus futbolistas pagaran su comportamiento con trabajo comunitario.