Menu Big Bang! News
Deportes TRES EN 15 DÍAS

Otra muerte joven en el futbol

Maximiliano Gil, jugador juvenil de Huracán de Carlos Tejedor, falleció ayer luego de ser internado el domingo pasado en el Hospital Interzonal de Junín tras haber sufrido un paro cardíaco en unl partido. Se suma a otros dos futbolistas que fallecieron en los últimos 15 días.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El fútbol argentino vuelve a estar de luto al conocerse la muerte de Maximiliano Gil, jugador juvenil de Huracán de Carlos Tejedor. El futbolista estuvo internado  en el Hospital Interzonal de Junín luego de sufrir un paro el domingo pasado y murió hoy al repetirse una falla cardíaca.

El primero fue Emanuel Ortega, el 14 de mayo, jugador de San Martín de Burzaco que sufrió un traumatismo de cráneo luego de golpear su cabeza contra la pared de un alambrado, permaneció en coma y murió. Cristian Gómez, falleció de muerte súbita el pasado domingo. Y ayer Maximiliano Gil, de 21 años,

Emanuel Ortega, Cristian Gómez y Maximiliano Gil.Trágico.

Maximiliano Gil, jugador de Huracán de Carlos Tejedor estuvo internado toda la semana en el Hospital Interzonal de Junín luego de sufrir una descompensación el domingo pasado en el partido contra Social de Tres Algarrobos y finalmente murió hoy de un paro cardíaco, tras permanecer varios días en coma farmacológico

El joven jugaba en el sub 21 de Huracán de esa ciudad ante Social de Tres Algarrobos. Cuando se jugaban 30 minutos del segundo tiempo, Maximiliano se descompuso y pidió que lo acompañaran hasta el banco de suplentes. Recibió primeros auxilio hasta que llegó la ambulancia al lugar para trasladarlo al hospital de Carlos Tejedor, en primera instancia, y más tarde al de Junín, donde hoy perdió la vida. 

Maximiliano Gil con la camiseta de su equipo, Huracán de Carlos Tejedor

El primer caso que conmovió al mundo del fútbol fue el de Emanuel Ortega, jugador de San Martín de Burzaco que golpeó su cabeza contra una pared en pleno partido. Luego de estar 11 días internado falleció en el Sanatorio Trinidad Mitre, de Balvanera.

“El Burrito”, como le decianEmanuel, tenía 21 años y era nativo de Perico, Jujuy. Sus padres, que todavía viven allí, vinieron a la capital tres días después del accidente y pudieron ver a su hijo conciente. Pero la madrugada del miércoles 5 de mayo los médicos debieron operarlo, por segunda vez, para disminuir la presión intercraneal. Quedó en coma inducido y nunca más despertó. Finalmente, murió el jueves 14, nueve días después.

 El domingo 24, Cristian Gómez, jugador de Atlético de Paraná, se desplomó en pleno partido contra Boca Unidos y perdió la vida de camino al hospital. Según informaron los médicos, fue por “muerte súbita”. 

 

Gómez tenía 27 años y era Oriundo de Rafaela, Santa Fe. A principios del 2015 había llegado a Atlético de Paraná, proviniente de Entre Ríos, equipo que disputa la B Nacional. Según el club santafecino, Patulo, como le decían, “estaba en buenas condiciones” y “hace poco más de un mes todo el plantel fue sometido a los estudios de rigor”.  Luego, Ariel Bulay, un compañero suyo, aseguró que “el electro siempre le salía mal y le tenían que hacer una ergometría, en la que también le saltaba el problema”.

Cristian Gómez, falleció durante un partido de su equipo, Atlético de Paraná, frente a Boca Unidos

Con el fallecimiento hoy de Maximiliano Gil, ya son tres los muertos en el fútbol argentino en tan solo 15 días. Mientras tanto la pelota sigue rodando y la polémica por la falta de controles que eviten este tipo de muertes está más presente que nunca.