Menu Big Bang! News
Deportes Tenis champagne

Por festejar, Djokovic casi termina con un corchazo en el ojo

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Novak Djokovic es sin dudas el mejor tenista del planeta. En su marcha triunfal este 2015, tras conquistar el abierto de Roma este domingo en la final ante el suizo Roger Federer, en un choque que el número uno cerró en dos sets (6-4, 6-3), quiso celebrar. Y para ello el serbio estaba descorchando una botella de champagne cuando el corcho saltó solo, y le golpeó la cabeza, muy cerca del ojo.

Afortunadamente no pasó nada. Pero vale la pena mirar el momento en que el corcho salió repentinamente: