Menu Big Bang! News
Deportes El técnico de la selección de Chile

Sampaoli, el DT argentino que puede amargar a su país

El técnico que dirigió hasta arriba de un árbol es fanático de Marcelo Bielsa. Una historia que empezó en la pobreza y hoy muestra un presente fantástico. Es fanático de la Bersuit, Calamaro y Callejeros.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Jorge Sampaoli tiene una historia que trasciende lo conocido en Chile. De la nada, llegó a la tapa de los diarios. De la nada, casi mendigo, trabajó día a día en busca de un presente que hoy lo llevó al reconocimiento fuera de su país.

Nació en Casilda, provincia de Santa Fe, el 13 de marzo de 1960. Se destacó como técnico en el club Alumni. Una suspensión en 1995 l obligó a ver el partido de su equipo por encima de un árbol y desde allí pudo dar indicaciones a sus jugadores. 

Fue jugador de Newell´s Old Boys, pero una lesión de tibia y peroné terminó con su carrera a los 20 años. La foto en blanco y negro, encima del famoso árbol, fue publicada por el diario La Capital de Rosario, y llamó la atención del controvertido Eduardo López, presidente de Newell´s, que le ofreció dirigir a Argentino de Rosario, club de la B Metropolitana.

Sampaoli estaba cerca de su maestro, Marcelo Bielsa, quien ideó una forma de juego que fue tomada por muchos entrenadores. “Iba a ver todo lo que lo rodeaba y me acerqué a sus colaboradores. Lo tuve como un personaje mítico. Escuchaba todas sus charlas. Las tenía en cassette y salía a correr escuchándolas”, destacó Sampaoli en declaraciones periodísticas.

El paso del tiempo lo llevó al fútbol peruano, donde entrenó a Juan Aurich, Sports Boys, equipo en el cobraba 2.500 dólares, no tenía dónde vivir, y para ahorrar dormía en el cuartel de bomberos. Luego pasó Coronel Bolognesi, a quien clasificó para la Copa Sudamericana, y finalmente a Sporting Cristal, club en el que un roce con el ídolo Jorge Soto, lo dejó fuera del equipo.

La historia menos conocida de Sampaoli 

Tras ese conflicto, emigró al fútbol chileno con O´Higgins, donde logró una buena campaña, con un estilo de juego ofensivo que empezó a imponerse dentro de un panorama dominado por los grandes. Esa campaña lo llevó a la Universidad de Chile, conjunto que llegó al esplendor de su estilo, con pelota al piso y velocidad en movimiento con mucha explosión.

Ese estilo llevó a ganar la Copa Sudamericana en 2011, y cuatro títulos locales. En 2012 asumió como técnico de la Selección chilena, donde pudo continuar y potenciar el gran trabajo que realizó Marcelo Bielsa hasta 2010.

Junto a Patricio Fontanet, cantante de Callejeros.

La gran pasión de Sampaoli, más allá de su obsesión por el trabajo, es la música. Fanático de la Bersuit y Andrés Calamaro, se hizo famosa su pasión por Callejeros, banda a la que apoyó en su lucha por conseguir la libertad judicial. El entrenador se hizo presente en recitales, y hasta inmortalizó con un tatuaje en su brazo, el tema Prohibido: “No escucho, y sigo, porque mucho de lo que está prohibido me hace vivir…”  

“No escucho y sigo...” , letra del tema Prohibido.