Menu Big Bang! News
Deportes Goles salvadores

Tévez y Osvaldo, el último manotazo de Angelici en Boca

El presidente xeneize finaliza su mandato a fin de año. Barras, malos resultados deportivos y pésima relación con los ídolos condicionan su continuidad. Para repatriar a Carlitos viajará a Italia el domingo. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Daniel Angelici quiere reinventarse. Necesita hacerlo. Tras el escándalo del gas pimienta en el último superclásico copero que provocó la eliminación y una multa económica para Boca, las acciones del presidente del club de la Ribera cotizan en baja. Aunque el FIFAGATE parece haber opacado aquel mal trago, el amigo de Mauricio Macri necesita un salvavidas deportivo. 

En diciembre termina el mandato de Daniel Angelici como presidente de Boca. 

En diciembre Boca tendrá elecciones y el reloj no para. Entre los candidatos aparecen José Beraldi, Víctor Santa María, Jorge Ameal, y el propio Daniel Angelici, que estudia presentarse a la reelección para no perder su lugar. De todos modos, no es descabellado pensar que “El Tano” -próspero empresario vinculado al juego- obtenga un lugar en la lista de diputados por el PRO (como sea, mañana se sabrá si estará o no).

Íntimo amigo de Mauricio Macri, Angelici es un próspero empresario del juego. 

Durante este mes y medio, el presidente se movió como un ajedrecista y apostó fuerte. Por un lado, la continuidad de Daniel Osvaldo, criticado, conflictivo y en crisis emocional por sus vaivenes amorosos. Angelici piensa darle una nueva chance. Por otro, la jugada más reconocida: la vuelta de Carlos Tévez. Así, “El Tano” tiene en su mano un verdadero as de espada que le puede hacer remontar el debilitado semestre. Un as de espadas y otro de bastos.

Angelici viajará el domingo a Italia para cerrar las tratativas por el regreso de Tévez. Allí se encontrará con el director deportivo de la Juventus, Giuseppe Marota. El club italiano pretende 6,4 millones de euros para la rescisión del contrato, con la posibilidad de incluir a un jugador, como parte de pago. 

Boca ya tiene acordado de palabra con el representante de Tévez, Adrián Ruocco, un contrato por tres años que contempla premios por objetivos cumplidos.

Daniel Osvaldo y Carlitos Tévez son amigos y jugaron juntos en la Juventus. 

Si se concretara la operación, Arruabarrena tendrá a su disposición un equipo de elite para enfrentar el torneo local, que lo tiene segundo a un punto del líder, San Lorenzo. También está en instancias decisivas de la Copa Argentina, que clasifica a la verdadera obsesión xeneize: la Libertadores. 

Con estos dos delanteros de elite, Arruabarrena tiene una delantera soñado.

El balance de la gestión Angelici tiene dos miradas posibles. En contra: la influencia de la barra brava dentro del club se acrecentó; en lo deportivo sólo ganó la Copa Argentina de 2012. Quedará como responsable del retiro de Juan Román Riquelme, mayor ídolo en la historia. Muchos hinchas no lo perdonarán jamás.

A favor se puede contar que siempre intentó acercar al club a los mayores referentes deportivos. Primero a Riquelme, pese a las diferencias, y luego al “Virrey” Carlos Bianchi, quien volvió por la puerta grande y se fue sin pena ni gloria. Con ambos terminó mal. Otro aspecto positivo es que el club tiene superávit económico por $ 60 millones. 

Con Juan Román Riquelme, máximo ídolo de la historia xeneize, terminó de mala manera

El tiempo corre y el presidente de Boca aún no decidió su reelección. Angelici sabe que Tévez es su gran y última apuesta para equilibrar una balanza política que hoy está en su contra. Le queda la salida política pero en este momento la prioridad parece ser el fútbol. Para eso, se sabe, hay que ganar. ¿Podrá?