Menu Big Bang! News
Deportes Determinante

Un Messi de oro ya es el jugador más dominante en la historia del fútbol

El astro argentino se ha hecho este lunes con su quinto Balón de Oro, un premio que demuestra su superioridad en los últimos siete años. Nunca nadie tuvo tanta influencia

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Lionel Messi está reescribiendo la historia del fútbol. Antes de la aparición del atacante argentino hace poco más de una década, los registros estaban repartidos entre un grupo selecto de leyendas. Pero ahora casi no hay sitio para nadie más. Goal hace un repaso por la carrera y las estadísticas del hombre record. 

Lionel Messi y su arribo a la entrega del Balón de Oro. 

Ningún jugador había ganado cuatro Balones de Oro antes de Messi, y mucho menos cinco. Pero a la edad de sólo 28 años, el delantero del Barcelona ha reclamado el prestigioso premio por quinta vez en Zurich este lunes y aunque él no pudiera aumentar a esa cifra en los próximos años, es poco probable que sea superado en el corto plazo. Tal vez nunca.

Lionel y sus 4 balones de oro. Falta el obtenido esta tarde. 

Y una historia similar pasa con muchas de sus otras marcas e hitos. El argentino ha superado desde hace tiempo el récord anotador de todos los tiempos del Barça y ahora ha marcado más que cualquier otro jugador en la historia del fútbol español. Además, tiene el récord de goles en una sola temporada en la Liga (50) y en todas las competiciones en Europa (73) y fue el primero en romper el récord de Raúl de 71 conquistas en la Liga de Campeones, aunque actualmente sea Cristiano Ronaldo quien encabece esa tabla.
También él ha conseguido más goles en el Clásico que nadie y es el único que ha marcado dos 'hat-tricks' en la historia de este duelo.

Las estadísticas de Messi: maravillosas. 

Pero no son solo goles. Messi superó a Luis Figo en asistencias el año pasado en Liga y junto con Andrés Iniesta ha ganado más trofeos (26) que cualquier otro jugador en la historia del club.
Sus cuatro Champions League son otro hito, mientras que los blaugranas fueron el primer equipo en conseguir dos veces el triplete. Y justo la semana pasada, un doblete del argentino le hizo anotar por segunda vez en las seis competiciones en una misma temporada. Su ex-compañero Pedro fue el primero en lograrlo en 2009, pero Leo ahora lo ha mejorado, como suele ser costumbre.


Antes del Mundial de Clubes, Luis Enrique dijo: "Messi es el mejor jugador del mundo y, para mí, el mejor de la historia". En esos doce meses, el argentino había llevado su fútbol al más alto nivel, llevando la batuta desde una posición más atrasada mientras anotaba más goles y asistía a sus compañeros.

El año pasado -2015-, el Barcelona ganó Liga, Champions y Copa del Rey. 

Sin embargo, 2015 supuso un gran revés para Messi y él no alcanzó el éxito de nuevo con Argentina, en esta ocasión en la final de la Copa América frente a Chile en julio. Esto se sumaba a la derrota ante Alemania en la final del Mundial un año antes y queda como una espina en su espectacular carrera deportiva.

Todavía está por ver si logra un título, que se le resiste, con la albiceleste. Pero aunque él no logre un trofeo en su carrera, no ha habido nadie que haya marcado una etapa como Leo. Diego Maradona era en los 80 y muchos argentinos argumentan que Messi no puede eclipsar al otro legendario '10' hasta que logre un Mundial y, mientras, es cierto que Diego arrastra esa ventaja por el título de 1986, él también falló a la hora de anotar en la final. Fue su pase el que significó que lograra Jorge Luis Burruchaga el gol ganador ante la Alemania Federal, pero sus compañeros tuvieron que poner el balón dentro. Tuvo también Gonzalo Higuain do grandes ocasiones en 2014, que podrían haber supuesto una historia muy similar.

Diego levanta la Copa en México 1986.

En cualquier caso, los mejores años de Maradona llegaron con Argentina y el Nápoles entre 1984 y 1990, consiguiendo solo cinco títulos en ese periodo y diez en toda su carrera deportiva, mientras que sus cifras de goles no están nada cerca de las de Messi.


Mientras que Cruyff llevó al Ajax a sumar seis Eredivisie y tres Copas de Europa en la gloriosa etapa en Amsterdam, antes de desplazarse a Barcelona. Otro argentino, Di Stefano, ganó incluso más en el Real Madrid en los 50 y 60s: 8 títulos de Liga y cinco Copas de Europa. Di Stéfano era, sin lugar a dudas, la estrella en el Real Madrid en su época, pero Messi no ha tardado en superar a su compatriota (fallecido en 2014) en términos goleadores.

Alfredo Di Stéfano, leyenda en el Real Madrid. 

Volviendo a los 60, 70 y 80, el Balón de Oro estaba reservado a futbolistas europeos. El argentino Di Stefano lo consiguió dos veces durante su etapa en el Real Madrid (en 1957 y 1959), pero era porque había empezado a representar a España en 1957. Sin embargo, ni Pelé ni Maradona fueron elegidos para tal premio.

Maradona en Nápoli. Ni así pudo ganar Balón de Oro. 

Maradona, por su parte, habría ganado varios, pero se antoja complicado pensar en cinco premios en una década donde Marco van Basten y Michel Platini, que se hicieron con tres cada uno, estaban en el punto álgido de sus carreras.

Lio posa con sus 4 Balones de Oro. Ahora falta uno. 

"Tanto Pelé como Diego Maradona marcaban una gran diferencia", dijo recientemente Xavi, ex-compañero de Messi en el Barça. "Pero el fútbol ha evolucionado; los jugadores son mejores de lo que eran y el nivel es mejor en general. Y Messi se mantiene aún así como el mejor de la historia".