Menu Big Bang! News
Deportes acción antideportiva

Un rugbier recibió 29 años de sanción por una patada criminal

El 2 de abril Cipriano Martínez, de Pucará, golpeó en la cara a Juan Masi, de San Albano. La sanción de 1.508 semanas fue aplicada por la Unión de Ruby de Buenos Aires. Los argumentos y las repercusiones.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La imagen sigue siendo impactante, difícil de procesar. Cerca de la línea del ingoal, en medio de un scrum desarmado, Cipriano Martínez (de Pucará) patea en la cara a Juan Masi (San Albano). La agresión, sin motivo aparente, conmociona al mundo del rugby desde el 2 de abril.

Después de que el club de Burzaco lo sancionara de por vida, hoy se conoció la pena que impuso la Unión de Rugby de Buenos Aires: 1.508 semanas (29 años).

La escena de la agresión.

Orlando Greco, presidente del Tribunal de Disciplina, explicó que la infracción -en principio, con un mínimo de tres años- tuvo 11 agravantes: "Fue una acción premeditada, con posibles consecuencias".

Juan Masi, tendido después de la patada.

En una decisión tomada por 18 personas, "se vio el crudo en cámara lenta de todo lo que informó el árbitro. En este caso no hubo ningún incidente previo (...) Después se le tomó declaración al árbitro, a los jugadores y se les pidió a los clubes que ampliaran la declaración".

Pucará reconoció que "no puede realizar ningún tipo de actividad relacionado con el club aunque sigue siendo socio"

Hernán Macieri, presidente de San Albano, agregó que "respeto la decisión de la URBA porque no resiste ningún análisis".