Menu Big Bang! News
Destacados Tragedia

Un chico de 16 años murió en los festejos de Año Nuevo en La Plata

Al adolescente le estalló en la cara un potente artefacto pirotécnico. Fue mientras se preparaba la quema de un muñeco gigante en la localidad de Lisandro Olmos.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Un adolescente de 16 años murió al estallarle en la cara un potente artefacto de pirotecnia durante los festejos de Año Nuevo y cuando se disponía a iniciar la quema de un muñeco gigante en la localidad de Lisandro Olmos, partido de La Plata, frente a unos 50 familiares, amigos y vecinos.

El hecho ocurrió ayer, alrededor de la 1.30 de la madrugada, en la esquina de las calles 42 y 203, donde varias personas se concentraron para observar la quema de muñeco gigante, como todos los comienzos de año en La Plata.

En este caso habían construido el robot Wall-E, de más de tres metros de altura, con papel engomado y madera.

Cuando Juan Cruz Velázquez encendió la mecha de un "mortero cebolla", que explota en el aire y despliega una gran bola de luces, el artefacto no le dio tiempo para alejarse del lugar y le estalló en la cara, dejándolo tendido sobre la calle.

La víctima fue trasladada al hospital de Melchor Romero, con una lesión en el cráneo, pero los médicos no pudieron hacer nada para salvar su vida.

El muñeco, finalmente, fue quemado ayer a la tarde, en medio del dolor de los vecinos.

Tomó intervención la comisaría decimoquinta de Lisandro Olmos.

En la mañana de hoy, el cuerpo del chico todavía no había sidoi entregado a sus padres para el velatorio. Se le están realizando pericias forenses para establecer el carácter de las lesiones que sufrió.

En el barrio donde el chico vivía hicieron una colecta para cubrir los gastos del sepelio.

La Justicia investiga la posible comisión de algún delito en torno a la venta del artefacto cuyo estallido le provocó la muerte al chico.

La noticia se conoce en un comienzo de año en el que tanto en la Ciudad de Buenos Aires como en la Provincia se registraron menos heridos por uso de pirotecnia que en años anteriores.