Menu Big Bang! News
Bitcoin: revolución del dinero digital o timba financiera extrema

Foto:

Dinero ¿Invierto o no?

Bitcoin: revolución del dinero digital o timba financiera extrema

Qué hay detrás de la moneda virtual de moda. Volátil y para inversores osados, acaba de ser elegida por Taringa para pagarle a sus usuarios y Mauricio Macri analiza aceptarlos como donaciones para su campaña.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Libre, sin control de países, bancos centrales, ni institución financiera alguna. Descentralizado e infalsificable. De usuario a usuario, con cotización libre. Anónimo pero seguro. Dinero en efectivo en la nube. Eso es, palabra más palabra menos, un bitcoin, la criptomoneda de moda. ¿Criptomoneda? Comencemos por el principio.
Esta divisa  virtual surgió en 2009, en medio de la crisis financiera global, del trabajo de Satoshi Nakamoto, un nombre que aún no se sabe si pertenece a una persona o es el seudónimo de un grupo anónimo. Se genera mediante un arduo proceso criptográfico en el que cientos de computadoras descifran secuencias digitales matemáticas. Es un proceso complejo y muy techie, enfocado principalmente a evitar la duplicación y la falsificación de esa moneda digital. Eso es para generarlos: usarlos e invertir en ellos o mantenerlos como inversión de resguardo es mucho más fácil.
En BTCen español ofrecen un curso on line para iniciados. Este es el capítulo que explica de qué se trata (hay otros 24, si estás interesado en el tema son muy recomendables).

Así, con un precio de US$ 1 por unidad, nació esta moneda digital. Y se fue para arriba: cobró visibilidad global a partir de 2010 y tres años después alcanzó su pico de valor: poco más US$ 1.000. Hoy, el precio de bitcoin ronda los US$ 220. Es una buena alternativa de inversión. Pero no es para cualquiera.
"Es muy volátil. Hoy, invierten jóvenes muy vinculados a la tecnología. Lo recomendaría para inversores no sofisticados", opina Leonardo Rocco, presidente de las Escuela Argentina de Finanzas Personales. "Su espíritu es libre, pero yo esperaría un poco a que se definan algún tipo de regulación. Lo vinculo a lo especulativo, pero puede llegar a ser algo disruptivo... todo tiende a lo digital. Hay que seguirlo con atención".
Del otro lado están los entusiastas usuarios e impulsores locales. "El 80% de mis ahorros está en Bitcoins. Es una inversión de alto riesgo hoy, es cierto, pero si estás acostumbrado a hacer algo de trading se pueda ganar más de 15% anual en dólares", asegura Francisco Buero, fundador de Bitex.la, una empresa regional que funciona como un mercado de valores, custodia de la moneda y broker de bitcoins.
Franco Amati, cofundador de Espacio Bitcoin, un lugar donde se junta la comunidad en Buenos Aires, afirma que la moneda es una excelente herramienta financiera, ideal para, por ejemplo, mandar dinero al exterior. "¿Es volátil? Sí, pero no es una volatilidad diaria. Enviar dinero al exterior en bitcoins es mucho más simple que hacerlo con una transferencia bancaria... Más allá que en desde la Argentina eso es algo muy complicado hacer. Es instantáneo y sin comisión. Muchos freelancencers que trabajan para el exterior lo usan para cobrar. Si esta herramienta se comienza a usar mucho la cotización del bitcoin va a subir más aún. Y ahí puede convertirse en una inversión más sólida. Al que invirtió en 2013 fue bien, y al que lo hizo en 2014, mal. Es una inversión de riesgo no conservadora", detalla Amati.
Otro punto en contra: el carácter anónimo de esta moneda lo convirtió en el método de pago preferido de la llamada "dark web", la parte anónima de Internet donde se transaccionan drogas, armas, sicarios y otros productos y servicios ilegales. En 2013 el FBI confiscó US$ 28,5 millones del fundador del polémico sitio "oscuro" Silk Road.
La ONG Bitcoin Argentina asegura que hay unos 8.000 usuarios que hacen transacciones por unos US$ 40.000 diarios, tanto en compra-venta de la bitcoins como en pagos. Y hay cada vez más comercios que lo aceptan como medio de pago. Coinmap.org señala un mapa con los sitios globales que lo usan: casi 300 a nivel local, desde un servicio de taxis de Aeroparque (Global VIP) y hostels en San Telmo, hasta una casa de ropa para bebé en Once. También se los puede utilizar en Avalancha.com, el Subway Puerto Madero. 

 

La red social Taringa! anunció recientemente que les pagará a los usuarios que aporten contenidos... con bitcoins. "Cada día, cada usuario registrado tiene 10 puntos para repartir entre los post que visita como mejor le parezca; por cada punto que un usuario registrado que forme parte del programa le asigne a un post de otro usuario que también este incluido en el mismo, a este último se le va a acreditar un bit (millónesima parte de un bitcoin)", explica Hernán Botbol, cofundador de Taringa. En un primera etapa se incluirá a 3.000 heavy user, y luego a otros 50.000 que podrán cobrar en la medida que sus contenidos sean votados.
Taringa gestionará los bitcoins por medio de Xapo, la "billetera de monedas digitales" de Wenceslao Casares, el emprendedor que en 2000 le vendió el portal financiero Patagon al Banco Santander por más de US$ 500 millones. "Lo que Taringa! quiere hacer para recompensar a sus usuarios sólo puede hacerse a través de los bitcoins, porque son necesarias millones de transacciones diarias de muy pocos centavos, que al final son más caras por su costo financiero y dónde si se tratase de dinero tradicional el receptor debería estar obligado a contar con los servicios de alguna entidad financiera", dice Casares, quien asegura que no hay antecedentes de una iniciativa como esta. "Hoy en todo el mundo hay 12 millones de personas poseedoras de bitcoins, pero esta iniciativa de Taringa! abre la puerta a la inclusión en ese mundo de sus 27 millones de usuarios registrados. En este proyecto ya están asegurados al menos 750.000 dólares en bitcoins, más el porcentaje que cada usuario obtenga de las publicidades en sus posts", adelanta.
Los políticos también se suben a la ola. El republicano liberal Rand Paul, que quiere ser candidato a presidente de EE. UU., empezó a aceptar donaciones en Bitcoins. Y por estos lados la moda también llega: fuentes cercanas a Mauricio Macri le aseguraron a BBN que el candidato presidencial del PRO analiza muy seriamente ofrecerlo como opción de aportes.
Si lo hace y gana, quizás tenga que pensar seriamente la propuesta del emprendedor Santiago Siri, evangelizador y fan de bitcoin, quien propone poner el 1% de las reservas del país en esa moneda digital. "Si la Argentina coloca una mínima fracción de sus reservas en Bitcoin, pasaría instantáneamente a ser un jugador dominante en el sistema financiero internacional que va a cobrar cada vez más relevancia en el futuro. Y la oportunidad de hacer esa apuesta es ahora", asegura. ¿Se animará el próximo presidente a hacerlo?