Menu Big Bang! News
Dinero Críticas

Calificadora de riesgo vaticina que el próximo gobierno tendrá que hacer un ajuste

La agencia Moody´s sostuvo en su último informe que el próximo presidente deberá arreglar con los fondos buitres para poder volver a emitir deuda de los mercados.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La agencia calificadora de riesgo crediticio Moody's sostuvo hoy que "el limitado acceso al mercado y el bajo crecimiento del país presionarán al nuevo gobierno de la Argentina a ajustar sus actuales políticas fiscales".

Luego de conocidos los resultados la agencia sostuvo que la Argentina deberá arreglar con los acreedores y criticó la emisión y la "intervención" del Gobierno en el sector privado.

"El próximo gobierno afrontará una serie de desafíos crediticios, en medio de un difícil entorno macroeconómico, que incluye el litigio no resuelto con sus acreedores y sus debilidades institucionales", dice el informe.

El documento de la calificadora sostiene que "el evento de incumplimiento de pago (default), aún no resuelto, sigue siendo su limitación crediticia más importante".

También recordó que "desde su último default en 2014", la Argentina "no ha podido emitir deuda en los mercados internacionales y ha cumplido con el pago de sus obligaciones en moneda extranjera, en la mayoría de los casos, utilizando sus reservas oficiales de divisas. Los procedimientos judiciales en curso en los Estados Unidos han imposibilitado el pago de una parte de la deuda argentina", precisó.

El vice presidente de Moody's, Gabriel Torres aseguró que "para que la Argentina recupere el acceso total a los mercados de capitales, su próximo gobierno deberá llegar a un acuerdo con los acreedores holdouts que no han aceptado un acuerdo de reestructuración".

La calificadora dio a conocer su último informe.

El informe de la agencia crediticia puso de relieve que "la debilidad institucional de Argentina y su política fiscal expansionista han conducido a una mayor dependencia de impresión de moneda por parte del Banco Central", pero que, además "han afectado la capacidad del país para pagar sus deudas".

Otra parte del dossier indicó que "la manipulación de los datos económicos oficiales, particularmente el reporte de los datos sobre inflación inferiores a los reales, ha reducido significativamente los pagos de deuda que han recibido los tendedores de bonos argentinos", sobre todo aquellos ajustados por CER.

Moody's señaló que "la incertidumbre sobre los indicadores económicos del país, junto con una considerable intervención del Gobierno en el sector privado, han desalentado las inversiones y han dañado la rentabilidad de las compañías argentinas".

Los analistas de Moody’s advirtieron que "las empresas de servicios públicos en particular han sido negativamente afectadas por la intervención del gobierno en el sector energético del país".

La agencia puntualizó que "el congelamiento de tarifas impuesto por el Estado y la suba repentina de la tasa de cambio han hecho casi imposible que muchas compañías de la Argentina puedan cubrir sus costos operativos y sus gastos que aumentan con la inflación".

Cristina, en contra

En 2013, por Twitter, la presidenta Cristina Kirchner había criticado fuertemente a las calificadoras de riesgo. En ese momento, el Fiscal General de Estados Unidos demandaba por US$ 5.000 millones a otra calificadora, Standard & Poor’s.

"Siguen actuando calificando deuda de países soberanos, bolsas y mercados como en un sube y baja", escritió CFK. "En cada ataque a la moneda de un país, se llevaron ganancias para pocos en perjuicio de ciudadanos de a pie. In the whole world". “La inhabilitación a las calificadoras impide que sigan estafando y engañando al mundo", tuiteó.