Menu Big Bang! News
Dinero Vigente desde el 1 de agosto

Cómo afecta el Código Civil y Comercial en las expensas y las Pymes

Según el experto Ricardo Paolina, la reforma tiene consecuencias negativas en la administración de las pymes, sociedades unipersonales y consorcios.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El nuevo Código Civil y Comercial ya comenzó a influir en la vida económica de los argentinos. Según el director regional de Kreston Internacional, Ricardo Paolina, socio de Lisicki, Litvin & Asociados, la reforma puede profundizar el control fiscal sobre las pymes; desalentar la creación de sociedades unipersonales; y aumentar las expensas de los edificios. La flamante ley, que había sido aprobado en la Cámara de Diputados con 130 votos a favor y 93 en contra, entró en vigencia el 1 de agosto.

Ricardo Paolina es docente de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires.

Ley General de Sociedades

El objetivo inicial de las nuevas sociedades unipersonales era poder separar los recursos de las personas físicas del patrimonio afectado al desarrollo de diferentes actividades comerciales para que los acreedores pudieran tener mayores garantías, pero, según Paolina, las excesivas regulaciones a la hora de crear una sociedad de este tipo, que únicamente podrá constituirse bajo la forma jurídica de sociedad anónima, desalentará este instrumento legal. Para peor, la administración de una sociedad unipersonal estará a cargo, sin embargo, de un directorio integrado por al menos tres personas, por lo que es imposible imaginar que el único socio de la sociedad desee someter sus decisiones a un directorio sin mayoría. Además, deberá contar obligatoriamente con una sindicatura colegiada de tres síndicos.

Consorcios de edificios

Este tipo de administraciones se encontrarán sometidos a la Ley de Concursos y Quiebras y serán responsables en los hipotéticos juicios laborales. Para el director regional de Kreston Internacional, los mayores costos serán considerados gastos ordinarios y, por eso, los propietarios deberán hacer frente a expensas más caras.

Control fiscal

El proyecto estipulaba un plazo de prescripción de cinco años, pero un senador incorporó un artículo para delegar en los códigos fiscales locales la posibilidad de fijar un plazo diferente. De esta manera, los legisladores provinciales y municipales podrán extender las inspecciones que realizan sobre las actividades de los contribuyentes. Finalmente, el especialista anticipa que la reforma introducida seguramente potenciará los conflictos legales entre los organismos recaudadores y los contribuyentes.