Menu Big Bang! News
Dinero Cambio de hábitos

Consumo "clase B": las líneas propias de los super le ganan terreno a primeras marcas

En épocas de bolsillos flacos, los consumidores optan por las etiquetas que ofrecen las cadenas de retail para abaratar costos. La oferta de artículos incluye desde alimentos y bebidas hasta productos de limpieza e higiene personal.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Hacer frente a la estampida de precios requiere de estrategias y malabares que los consumidores ponen en acción frente a las góndolas. En ese escenario las marcas propias de los supermercados avanzan  paulatinamente sobre las primeras marcas, siendo elegidas a la hora de ahorrar.

El actual contexto económico modificó los hábitos de consumo en muchos aspectos. Debido a ello las primeras marcas pierden terreno frente a las que cadenas ofrecen como propias. Así Carrefour y Jumbo cuentan con líneas con su  nombre, Coto está presente con Ciudad del Lago y Walmart con Great Value entre otras. Con valores hasta un 50% menor, que el de las etiquetas más renombradas, la opción resulta tentadora y los productos no defraudan en cuanto a calidad.

Las marcas propias pueden valer hasta un 50% menos.

Sucede que muchas de esas marcas propias son producidas por fabricantes líderes. Tal es el ejemplo de WalMart, cuya leche Great Value proviene de la firma Sancor o sus atunes hechos por La Campagnola. Otro ejemplo es el de Coto, cuyos aceites provienen de la  Aceitera General Deheza, la más importante del país.

Si bien la presencia de marcas propias no es algo nuevo, durante los últimos meses la oferta en la variedad de artículos se incrementó ampliamente, cubriendo la demanda tanto de alimentos y bebidas como de artículos de higiene personal y limpieza.

Según la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), actualmente en las góndolas de las grandes cadenas, las segundas marcas representan el 10% de la oferta total, en cuanto a variedad de productos. En cadenas como Día, donde los individuos eligen comprar a precios accesibles, la oferta de marca propia es del 80% del total.

En 2015, las marcas propias fueron las más dinámicas en todos los segmentos poblacionales, según ASU. 

Los supermercados incrementan la oferta de productos bajo marca propia.

Los rubros donde están más desarrolladas las marcas propias son los congelados y alimentos, sin embargo en 2015 crecieron en bebidas y cuidado del hogar. “La búsqueda de promociones y el crecimiento de marcas propias nos hablan de un consumidor en búsqueda de optimizar su presupuesto”, afirman desde la consultora Kantar Worldpanel.

Los consumidores buscan optimizar sus presupuestos con estas variantes.

Según el relevamiento Consumer Insights que realiza trimestralmente la consultora, las compras bajo promoción vienen ganando participación en el total de las compras y en 2015 representaron el 20% de la facturación de las cadenas. La muestra que sirve como reflejo del panorama local, arrojó que el 52% de los consultados buscan comprar productos que estén en promoción. Entre ellos se destacan los hogares de niveles altos y medios. Por otro lado la afirmación “compro en distintos lugares buscando el mejor precio” se alzó con el 51% destacándose los niveles medios y bajos.

El consumo este año estará fuertemente influenciado por: la evolución del (des)empleo, los ajustes salariales, los aumentos en las tarifas de los servicios y la incertidumbre general de transitar el primer año con un nuevo gobierno”, explica el informe.“Como consecuencia de este escenario, los bolsillos estarán más exigidos, el consumo seguirá estancado, las promociones y marcas propias jugarán un rol más importante y las oportunidades no serán las mismas”.

El 52% de los consumidores buscan comprar productos en promoción.

El consumo cayó un 0,8% en el último trimestre del año, afianzando la contracción de la segunda mitad del 2015, pero la canasta básica cerró el año con una estabilidad del -0,1%, según se desprende del análisis trimestral de Kantar Worldpanel.