Menu Big Bang! News
Dinero Economía en amarillo

Contra la pared: el desafío de combatir la inflación o estancarse

La inflación acumuló 10,3 % en los últimos 90 días a pesar de que el Banco Central redujo 10 % el dinero circulante. La dificultad de crecer con una variación de precios anual mayor al 30 % .

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La llamativa salida de la ahora ex directora adjunta del Indec, Gabriela Bevacqua, a sólo 68 días de ser convocada por el Gobierno, profundizó el temor por la aceleración de la inflación. Es que el IPC porteño acumuló 10,3% en los últimos 90 días (2% en noviembre, 3,9% en diciembre y 4,1% en enero). Por eso, desde la administración de Mauricio Macri se decidieron hoy tomar nuevas medidas políticas y económicas.

Reunión con el Gabinete: el presidente Mauricio Macri se mostró hoy preocupado por la inflación.

Si bien el presidente le tomó hoy juramento a Esteban Greco como flamante director de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia para, como había asegurado hace diez días, “caerle duro a los empresarios que abusen de su posición dominante”, el equipo económico considera que la causa estructural de la inflación es principalmente monetaria.

Alfonso Prat-Gay y Federico Sturzenegger prefieren no hablar con la prensa a pesar de la incertidumbre cambiaria.

Por eso, desde la llegada de Federico Sturzenegger, el Banco Central redujo la base monetaria en un 2%, es decir, US$ 62.500 millones del dinero circulante en el país. Además, decidió combinar en la licitación de deuda en dólares un aumento de tasas a corto plazo con una baja de tasas a mediano plazo: 30,5% a 35 días; 29,5% a 63 días; 28,5% a 99 días; 28% a 119 días; 27% a 147 días; 27,25% a 203 días; y 27,5% a 252 días.

El Banco Central, encabezado por Federico Sturzenegger, achicó 10 % el dinero circulante para bajar la inflación.

Por su parte, los bancos le solicitaron a la máxima autoridad bancaria del país poder aumentar entre 20% y 25% las comisiones que les cobran a sus clientes las entidades financieras, las cajas de crédito y las emisoras de tarjetas de crédito. El Banco Central finalmente los permitiría en una señal de mayor flexibilidad al sector en busca de mejorar la competitividad entre los bancos.

El Gobierno, con la salida de Graciela Bevacqua del Indec, lo único que provocó fue encender la alarma.

Finalmente, el macrismo, que ha decidido acelerar los tiempos necesarios para normalizar el Indec, sólo se encontrara con lo que ya todos saben: cambió el gobierno, queda la inflación. Es que si bien el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, insiste en que la variación de precios de 2016 acumulará entre 20% y 25%, el recorte de subsidios le agregaría 9% a una inflación que en los últimos doce meses totalizó en 29,6%.